LOS ANGELES (AP) -- El locutor Eddie "Piolin" Sotelo presentó una demanda el lunes contra seis de sus ex empleados de Univision acusándolos de confabularse para extorsionarlo y obtener 4,9 millones de dólares con amenazas de que lo denunciarían por acoso sexual y humillaciones en su trabajo.

La demanda señala que los empleados eran amigos de Piolín, uno de la secundaria, que se beneficiaban de su éxito y querían vengarse por haber sido despedidos.

El programa que tuvo Sotelo por años, "Piolín por la Mañana", se canceló abruptamente el mes pasado en Univision sin que se dieran explicaciones. Después se reportó que un abogado de uno de los ex empleados del programa había escrito una carta a Univision en abril buscando un acuerdo legal por un supuesto acoso sexual.

La demanda de Sotelo detalla la oferta que supuestamente le hizo uno de los empleados a través de su abogado para "cerrar la boca" y llevarse las acusaciones "a la tumba", si Sotelo les pagaba.

La demanda señala que amigos contratados por Sotelo, uno de los cuales trabajaba en un restaurante de comida rápida después de declararse en bancarrota, tuvieron una oportunidad para tratar de comenzar una carrera en la radio. Los seis acusados incluyen a un repartidor de pan, un redactor para páginas de internet, un trasportador de desechos médicos, un empleado de una bodega y una mujer que trabaja reportando el tránsito vehicular.

Algunos fueron capacitados en técnicas de radio, según la demanda, y uno de los hombres trabajaba censurando con sonidos las groserías del programa antes de que llegaran al aíre. La demanda sostiene que el hombre no censuró todas las palabras y fue despedido por eso. Pero Piolín dijo que intercedió para que el hombre mantuviera su empleo.

La demanda muestra una imagen de un programa afectado por los celos y las actividades cuestionables de sus empleados.

Dice que los problemas comenzaron cuando un amigo de Piolín, que fue nombrado gerente del programa, descubrió cuánto ganaba el locutor haciendo promoción de productos y pidió que le aumentaran el sueldo a un millón de dólares. El documento agrega que ese hombre usó su posición para obtener puestos de trabajo para amigos, familiares y una mujer con la que tuvo una aventura extramarital. Esto, según la demanda, "creó un drama laboral cuando (la esposa del hombre) llegó a los estudios de Univisión y exigió que la mujer fuera despedida".

Para entonces la supuesta amante había recibido un espacio para tener un programa nocturno, pero se descubrió que estaba entregando premios a su familia y al final fue despedida, según la demanda.

"Piolín está en conmocionado por la conducta de sus ex compañeros de trabajo y amigos", dice la demanda.

Su abogado, Jeffrey Spitz, dijo que el presunto intento de extorsión "es uno de los más descarados, desvergonzados y despreciables ejemplos de chantaje que haya visto en mi vida".

Sotelo, quien fue recientemente electo para ser incorporado al Salón de la Fama del Radio, incluía chistes subidos de tono y bromas en su programa, pero también recibió a políticos como el presidente Barack Obama para hablar de asuntos como la reforma migratoria.

En 2007, viajó a Washington, D.C., para entregarle a los legisladores 1 millón de cartas en apoyo a la reforma migratoria. En su programa solía hablar de su propia experiencia como un inmigrante que cruzó la frontera de forma ilegal y de su proceso para obtener la ciudadanía estadounidense.

Piolín también dio su voz para la película "Beverly Hills Chihuahua" y otras cintas. Recientemente firmó un contrato la radio por satélite SiriusXM.