LONDRES (AP) -- "Nunca digas nunca jamás"... Sam Mendes dijo que no dirigirá la próxima película de James Bond, pero que quizás vuelva a trabajar en la serie de cintas de espionaje en el futuro.

Mendes ha sido elogiado por su trabajo en "Skyfall", la primera película de Bond que logró más de 1.000 millones de dólares en ingresos.

Pero el realizador dijo que tomó la "muy difícil decisión" de enfocarse en otros proyectos, que incluyen producciones teatrales de "Charlie y la fábrica de chocolate" y "El rey Lear", de próximo estreno en Londres.

En comentarios publicados el miércoles por la revista especializada en cine Empire, Mendes dijo que se sentía honrado de haber sido parte de la familia Bond, y que anhela profundamente "tener la oportunidad de volver a trabajar con ellos".

Mendes hizo teatro antes que cine, medio que en el 2000 lo premió con un Oscar por "American Beauty".