Una frase muy escuchada en campañas de salud es, sin lugar a dudas, "Cuerpo sano y menta sana", o viceversa, así como también una más que se está promocionando como campaña en el País: "Muévete". Y precisamente movimiento es lo que el patinaje aporta a quienes lo practican.

Padres de familia como José Ramírez, Derek Hanson y Jason Clayton, quienes por años han practicado este deporte, se sienten satisfechos de heredar a sus hijos el amor por la tabla con ruedas.

Hanson asegura que les aporta más cosas positivas esta actividad que el estar en casa sentados frente a la televisión o jugando con videojuegos, que en su mayoría son violentos y que los mantienen inactivos.

Dane Clayton, un niño de 12 años, realiza rutinas perfectas que hasta aquellos que tienen 10 años practicándolas se sorprenden de su habilidad. Él asegura que ama al patinaje y es lo que más disfruta hacer.

Aunque son pocas las mujeres que lo practican, Haylee Argumedo de 14 años de edad, es una de ellas. Sólo tiene tres meses practicándolo, pero ella no se desanima porque entre todos, principalmente los padres de familia, le ayudan con consejos para avanzar y mejorar su técnica.

Practicar cualquier actividad al aire libre les elimina a niños y jóvenes tiempo de ocio, el cual termina por refugiarlos en algún vicio. El patinaje en patineta puede ser una alternativa divertida y sana a la vez.

Ramírez, Derek y Cayton tienen la fortuna de compartir un tiempo diariamente con sus hijos, el cual con el paso de los años recordarán como un gran tesoro; podrán estar tranquilos de haber cumplido como padres al dedicarles estas horas y apoyarlos en actividades positivas.

Los tres padres acuden con sus hijos al parque de Santa Rita, ubicado en la 22nd. Street y la 3rd Avenue, donde desde las 6 a.m. y hasta las 10 p.m. la pista de patinaje está abierta para ser usada por cualquiera y sin costo alguno.