CHICAGO.- El director de la Orquesta Sinfónica de Chicago, Ricardo Muti, asistió a un concierto en un centro de detención juvenil en Chicago interpretado por músicos de la orquesta y por internos.

Una de las más famosas orquestas del mundo se presentó en el Centro de Detención Temporal Juvenil. La mayoría de los prisioneros están a la espera del juicio.

La presentación es parte de un programa de acercamiento encabezado por el director italiano.

Después del concierto, Muti dijo a los internos que la presentación "fue un maravilloso comienzo".

Agregó que "ustedes se unirán a la sociedad con el sentido de armonía que han aprendido aquí".

Los reos participaron en una semana de taller musical que culminó con el concierto.

Muti ha tenido como prioridad el trabajo comunitario desde que asumió la batuta de la Sinfónica de Chicago en 2010. El objetivo es inspirar a los adolescentes en riesgo y difundir una mayor apreciación por la música.

En el centro de detención hay adolescentes a la espera de procesos por delitos que van desde los relacionados con drogas hasta homicidio.

Una pieza del concierto comenzó con un bajo clásico interpretando una suite para violonchelo de Bach en do mayor. Luego los adolescentes acompañaron con rap. Algunos padres de los jóvenes que estaban como espectadores lloraron cuando escucharon la pieza.