Fotos y textos por Rigo Valencia

Especial Para La Estrella de Tucsón

Las alarmas de los despertadores empiezan a sonar más temprano. Se encuentran de regreso a lo usual y en el reacomodo de rutinas, todo debido al comienzo del año escolar.

Es el tiempo de preparar a los hijos para sus aventuras educativas. Por las mañanas empezamos con el alimentación del desayuno que es esencial para un buen comienzo del día, seguido de la bendición al despedirse para ir a la escuela.

Por la tarde, todos esperamos que regresen sanos y felices con bastante que compartir.

Los estudiantes y maestros ya están listos para un año más de aprendizaje.

El enfoque este año en muchas escuelas es preparar a los alumnos para los exámenes de AIMS. “Nuestra escuela recibió un grado B este año y nuestra meta será convertirla en una A”, nos comentó el director Montemayor de la escuela Tucson International Academy (Academia Internacional de Tucsón).

Y al igual que los profesionales encargados del futuro de nuestros hijos, los padres también jugamos un papel muy importante en ese desarrollo educativo. Es nuestra responsabilidad apoyar a nuestros hijos en todos los aspectos de sus vidas para un futuro brillante y lleno de posibilidades.

El maestro Shehan tiene la ilusión de hacer una diferencia en la vida de sus estudiantes. Recomienda que los padres visiten a sus hijos en clase para conocer el sistema de aprendizaje de los maestros.

“La economía y la vida es más difícil hoy en día. Papás, sean parte de la instrucción de sus hijos. Eviten la televisión y juegos electrónicos”, aconsejó Shehan.

Éxito para todos.

Ernesto Portillo Jr. is editor of La Estrella de Tucsón. He can be reached at 573-4187 or netopjr@tucson.com