Fotos y textos por Rigo Valencia

Especial Para La Estrella de Tucsón

La guerra de Corea se ha llamado “La guerra olvidada”, porque se ha visto ensombrecida por los recuerdos de Vietnam y la Segunda Guerra Mundial.

Sin embargo, con cuatro millones de víctimas, fue la guerra que el presidente Harry Truman declaró un campo de pruebas en el conflicto entre el comunismo y la democracia que ha dejado una huella indeleble en la historia del siglo 20.

Unos 241 jóvenes, principalmente de la preparatoria Tucson High, formaron a la “Easy Company”. Fue la primera unidad de reserva en Arizona para ser llamada al servicio activo durante la Guerra de Corea en el 1950.

En menos de dos años, los chicos de E Company regresaron hombres. No todos volvieron a casa. Doce miembros dieron sus vidas para salvaguardar los derechos y privilegios de que disfruta una sociedad libre y democrática.

No fue sino hasta 20 años más tarde, cuando algunos ex miembros de Easy Company se reunieron para planificar el reencuentro del grupo. Casi 200 miembros asistieron a la primera reunión.

Hoy en día, es una tradición llevada a cabo por los hijos, hijas, sobrinos, sobrinas y nietos de los soldados. Con la más reciente conmemoración el 19 de julio del 2014 en las instalaciones del Marine Corps League Detachment, ubicado al 216 E. 29th St. en Sur Tucsón.

Un legado con 64 años de una celebración de respeto y honor.

OOH-RAH!

Ernesto Portillo Jr. is editor of La Estrella de Tucsón. He can be reached at 573-4187 or netopjr@tucson.com