Soñar con las estrellas, poder alcanzar el éxito como cantante profesional y ser un artista representado con su propia producción musical son aspiraciones que muchos comparten.

Al despertar el pasado sábado 13 de julio, esa fantasía de cantante se convirtió en realidad ante una oportunidad para todos los animados y preparados para dar los primeros pasos hacia una carrera artística.

La Academia Tucsón se realizó por segundo año consecutivo con el propósito de buscar talento en esta ciudad. El afortunado ganador será acreedor de una grabación musical profesional.

Los cantantes formaron líneas desde las 7 a.m. hasta las 4 p.m. La audición de canto se llevó a cabo en las instalaciones de O'Rielly Chevrolet en esta ciudad.

Los concursantes demostraron su talento en un casting cerrado en el que tenían que interpretar una canción a capela. Muchos ensayaban en la sala de espera.

Los que poseían más experiencia entonaban su voz mientras otros esperaban con ansiedad y nervios.

El jurado estuvo compuesto por Rudy Vélez (gerente de Azteca América), Oscar Stevens II (promotor musical), Adrián Franco (cantante del grupo Latido) y Conchita Astiazarán (maestra de canto en Hermosillo).

El jurado compartió varios consejos. El mensaje principal para los participantes fue: prepararse no sólo con una voz hermosa sino tener disciplina, estudiar y, más importante, no dejarse vencer por ningún vicio.

Al final del evento se anunciaron los 10 finalistas.

Algunos gritaban de emoción al saber que pasaban a la siguiente ronda, mientras otros se desilusionaban al no escuchar su nombre.

A todos se les brindó la oportunidad de contactarse con la maestra de canto para apoyarlos y ayudarles a salir adelante en sus carreras de música.

Los 10 finalistas competerán nuevamente el martes 30 de julio en el salón Marymar, y de ahí surgirá un ganador.