Desde Ventura, California, vinieron (de izquierda a derecha) Giovanni, Daniel y Ernesto para disfrutar de un viaje familiar y gozar con la música de mariachi.

Rigoberto H. Valencia