CIUDAD DEL VATICANO (AP) -- El papa Juan Pablo II superó el último obstáculo para ser declarado santo y sólo falta la aprobación final del papa Francisco y una fecha para la ceremonia de canonización, que podría ser tan pronto como el 8 de diciembre, dijeron el martes un funcionario del Vaticano y reportes noticiosos.

La agencia de noticias italiana ANSA reportó que una comisión de cardenales y obispos se reunió el martes para avalar el caso y lo aprobó. Un funcionario vaticano confirmó que la decisión ya había sido tomada hace algún tiempo y que la reunión del martes fue esencialmente una formalidad.

Una posible fecha de canonización es el 8 de diciembre, cuando se celebra la festividad católica de la Inmaculada Concepción. Este año coincide que el festejo cae en domingo, que es cuando normalmente se efectúan las ceremonias de canonización.

El funcionario, que habló a condición de guardar el anonimato porque los casos de canonización están cubiertos por secreto pontificio, confirmó los informes publicados por el diario La Stampa de que Juan Pablo II podría ser canonizado junto con el papa Juan XXIII, quien convocó el Concilio Vaticano II pero murió en 1963 antes de que fuera concretado.

Juan Pablo ha sido considerado para la vía rápida de canonización desde que murió en 2005, pero sigue habiendo cierta preocupación de que el proceso ha sido demasiado rápido. Algunos de los mayores problemas de la Santa Sede -el abuso sexual clerical, el gobierno disfuncional y, más recientemente, los escándalos financieros en el banco del Vaticano- datan de deficiencias de su pontificado.

Los defensores del proceso de vía rápida argumentan que las personas son las canonizadas, no los pontificados.

Al canonizar a Juan Pablo II junto con Juan XXIII, el Vaticano podría buscar calmar las preocupaciones sobre el caso de santidad por la vía rápida de Juan Pablo II vinculándolo con la espera de 50 años de Juan XXIII.

Muchos polacos han estado esperando los últimos pasos para la canonización de Juan Pablo II, impulsada por el cardenal Stanislaw Dziwisz, secretario personal del Papa polaco durante mucho tiempo.

"Deberíamos alegrarnos si se confirma," dijo el portavoz de Dziwisz, el reverendo Robert Necek, a la estación de televisión polaca TVN24. "Este es el siguiente y último paso hacia la canonización. Será presentada al papa Francisco y el Papa tomará la decisión que corresponda".