BUENOS AIRES (AP) -- La presidenta argentina Cristina Fernández fue dada de alta el domingo del hospital de la Fundación Favaloro luego de que el martes se le extrajera un hematoma craneal, pero deberá guardar "reposo estricto" por 30 días.

"Debido a la favorable evolución posoperatoria, se ha decidido el egreso hospitalario de la presidenta", dijo a la prensa el secretario de Comunicación, Alfredo Scoccimarro, quien indicó que Fernández continúa con un "excelente ánimo".

Más tarde la mandataria abandonó el hospital rumbo a la residencia presidencial de Olivos en un auto oficial fuertemente custodiado. A su salida la esperaban algunos simpatizantes que cantaron consignas a su favor.

El parte médico, firmado por los doctores Facundo Manes y Gerardo Bozovich, informó que los puntos de sutura "se retirarán a partir del décimo día" y que "oportunamente se realizará una neuroimagen de control".

Además se le ordenó un "estricto reposo por 30 días y evitar traslado aéreo hasta la próxima decisión médica basada en la evolución", la cual será supervisada de cerca por el equipo médico del hospital Favaloro y la Unidad Médica Presidencial.

Fernández fue internada el lunes y al día siguiente se sometió a una intervención quirúrgica para drenarle un coágulo de sangre que le presionaba el cerebro a causa de un golpe que sufrió en la cabeza el 12 de agosto.

Los problemas de salud de la presidenta comenzaron a darse a conocer el sábado 6 de octubre cuando, tras nueve horas de observación médica, el hospital Favaloro confirmó que la paciente padecía una "colección subdural crónica".

Fernández se encontraba en plena campaña electoral, apoyando a los candidatos de su sector para las elecciones legislativas del 27 de octubre en las que las encuestas señalan que el oficialismo sufrirá un revés.

La mandataria fue reemplazada al frente del poder ejecutivo por el vicepresidente Amado Boudou, uno de los políticos argentinos con peor imagen en las encuestas de opinión pública debido a que es investigado por supuesto mal desempeño de sus funciones en un caso de corrupción y por presunto enriquecimiento ilícito.