MOSCU (AP) -- La policía de Moscú detuvo el martes a 276 personas que protestaban por la muerte a puñaladas de un hombre de etnia rusa, informó una agencia estatal de noticias, mientras que las autoridades dijeron que un sospechoso por el asesinato había sido detenido.

El asesinato ha elevado las tensiones entre los rusos étnicos y los nativos de la región del Cáucaso, de mayoría musulmana, muchos de los cuales han emigrado a las grandes ciudades rusas para trabajar. El sospechoso por el asesinato es de Azerbaiyán, un país del Cáucaso, dijeron las autoridades.

Los manifestantes se habían reunido la noche del martes frente a una estación de metro cerca de Biryulyovo, el barrio de clase trabajadora en las afueras en el sur de la capital rusa, donde se produjo el apuñalamiento. Alrededor de un tercio de las personas detenidas eran menores de 18 años, dijo el director adjunto para el orden público Oleg Sigunov a la agencia estatal de noticias RIA Novosti.

El domingo, los rusos étnicos se amotinaron por la muerte a puñaladas y atacaron edificios en la zona. Cientos fueron detenidos temporalmente. Las autoridades rusas rodearon el lunes a más de 1.000 trabajadores migrantes - muchos de ellos de la región del Cáucaso- en un almacén de verduras en la zona, mientras buscaban al asesino.

El Comité de Investigación de Rusia dijo en un comunicado el martes que el sospechoso, Orjan Zeynalov, de 30 años de edad, fue detenido en un pueblo en las afueras de Moscú. Los investigadores no dijeron qué pruebas apuntaban a su participación en el asesinato del sábado.

Según el portavoz de la policía de Moscú, Maksim Krolosvetov, Zeynalov confesó el crimen en una "conversación informal" con los funcionarios que lo escoltaban a Moscú.

Las tensiones han existido desde hace tiempo entre los rusos étnicos y los nativos de la región del Cáucaso, y la violencia entre los dos grupos se ha vuelto cada vez más común.