CIUDAD DEL VATICANO (AP) -- La sorpresa inicial dio paso a la alegría de los latinoamericanos que llegaron hasta la plaza de San Pedro cuando se dio a conocer la noticia de la elección del primer papa latinoamericano, el cardenal argentino Jorge Mario Bergoglio.

Las banderas de países de América Latina se empezaron a agitar con más intensidad en medio de la multitud que llenó la plaza de San Pedro y la amplia Vía della Conciliazione.

Jorge, un joven argentino que vino de Mendoza, declaró a The Associated Press que fue una sorpresa muy grande "porque yo, al menos, nunca vi su nombre entre los candidatos a suceder a Benedicto XVI".

"No lo conozco personalmente pero puedo decir que es una persona muy sencilla, que vive en una casa normal y que usa los medios de transporte públicos", afirmó.

Una joven peruana, Gisela, que llegó corriendo a plaza San Pedro apenas supo que había salido humo blanco, dijo que "es realmente maravilloso que sea un latinoamericano el nuevo Pontífice, por primera vez en la historia".

"Yo trabajo y estudio en Roma, me gustan los italianos y muchos decían que el nuevo papa sería de este país, pero me siento feliz y orgullosa que sea de nuestra tierra", comentó con los ojos llenos de lágrimas en medio de la intensa lluvia.

La verdad que no me lo esperaba, aunque en el fondo tenía la esperanza que así fuera, aunque nosotros pensamos que corresponde a Dios indicar a su representante en la tierra", dijo Angel, un sacerdote venezolano que estudia en Roma.