MADRID (AP) -- Miles de personas se manifestaron el domingo en 12 ciudades españolas para conmemorar el segundo aniversario del movimiento de los indignados, el cual empezó como una protesta improvisada en la plaza madrileña Puerta del Sol.

Los manifestantes del domingo en la capital española expresaron su frustración por que la crisis financiera del país no ha menguado, a pesar de las severas medidas de austeridad implementadas por el gobierno que han afectado profundamente el preciado sistema de seguridad social del país.

Pedro Gómez, un enfermero de 55 años, dijo que su hijo tiene dos títulos universitarios pero que aun así tiene un futuro incierto en España.

La nación ibérica ha estado en recesión por gran parte de los últimos cuatro años y su tasa de desempleo se ubica en 27,2%. La tasa es del doble para los españoles menores de 25 años.

Muchos ciudadanos calificados han emigrado en busca de empleos.