BEIRUT, Líbano (AP) -- El líder de un destacado grupo insurgente sirio falleció la madrugada del lunes a causa de heridas sufridas durante un bombardeo gubernamental la semana pasada, informó la agrupación, lo que propina otro golpe a los rebeldes tras las derrotas que han sufrido.

La muerte de Abdul-Qadir Salé, fundador de la Brigada Tawhid, fue anunciada por los grupos de la oposición y los activistas. Ocurre luego de los avances de las tropas del presidente Bashar Assad contra los insurgentes en dos frentes clave: la captura de varios suburbios al sur de Damasco y la ocupación de dos poblados y una base militar en las afueras de la ciudad norteña de Alepo.

La Brigada Tawhid es una de las más conocidas de Siria entre los grupos insurgentes, con unos 10.000 combatientes, y es especialmente fuerte en la provincia de Alepo. Bajo el mando de Salé, el grupo encabezó el año pasado una ofensiva insurgente que ocupó extensas zonas de la capital provincial de Alepo.

El jueves por la noche, un bombardeo gubernamental alcanzó su puesto de mando en la provincia de Alepo, según activistas locales y el Observatorio Sirio por los Derechos Humanos, con sede en Londres. Salé, de 34 años, resultó gravemente herido y posteriormente murió en un hospital en Turquía, dijo un vocero de la brigada que se identifica con el nombre de Akram al-Halaby. Muchos de los insurgentes no usan sus nombres verdaderos por temor a que ellos o sus familiares sean identificados y atacados por las fuerzas de seguridad.

En el ataque también murió otro líder de la brigada, Abu Tayeb, mientras que un vocero, Saleh Anadan, resultó herido.

Salé fue enterrado en su poblado natal de Marea, en la provincia de Alepo, dijo al-Halaby a The Associated Press. El jefe político de la brigada, Abdul-Aziz Salamé, herido levemente en el ataque del jueves, fue designado para suceder a Salé, agregó.

La Brigada Tawhid fue otrora parte del Ejército Sirio Libre, considerado el ala militar de la oposición siria respaldada por Occidente. Pero en septiembre la brigada se escindió y luego formó la Autoridad Islámica, una coalición de grupos insurgentes islamistas, incluido uno ligado a al-Qaida.

La trayectoria de Salé refleja la de muchos sirios ordinarios que se sumaron al levantamiento armado contra el régimen de Assad. Era un mercader casado que participó en las manifestaciones pacíficas que comenzaron en marzo del 2011. Tras una violenta campaña de represión por parte de las fuerzas de seguridad, el conflicto sirio degeneró en un levantamiento armado y Salé recurrió a las armas.

Fundó la Brigada Tawhid -o Monoteísta - unos 10 días antes que los insurgentes ocuparan parte de Alepo, dijo al-Halaby.

En otros lugares de Siria los insurgentes están a la defensiva en la batalla por Qalamun, una zona montañosa que se extiende al norte de la capital Damasco y a lo largo de la frontera libanesa.