LA HABANA (AP) -- Guerrilleros de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia y delegados del gobierno continuaron el miércoles sus negociaciones de paz con la propuesta rebelde de entregar tierras a los campesinos y facilitarles seguros, pensiones y vacaciones.

Además los rebeldes retomaron su demanda para que el gobierno colombiano entregue los restos del comandante Raúl Reyes, caído luego de un bombardeo a su campamento en 2008.

El comandante Iván Márquez, un alias para Luciano Marín Arango, leyó 10 propuestas "para la significación del trabajo" en el campo.

Las propuestas para el tema agrario de las FARC se realizan "considerando la situación de desigualdad, de pobreza y de pobreza extrema en el campo, que se caracteriza por una mayor precariedad y un mayor abandono estatal que la del conjunto de la población colombiana", leyó Márquez.

Paralelamente insistió en la necesidad de que como gesto de buena voluntad las autoridades entreguen los restos de Reyes para que sean sepultados por su familia.

Márquez habló a periodistas pocos minutos antes de ingresar al Palacio de las Convenciones de esta capital donde se desarrollan desde el año pasado rondas de diálogo con el gobierno. El objetivo es llegar a un acuerdo que desarticule el conflicto armado de cinco décadas en la nación sudamericana.

Cuba, Noruega, Venezuela y Chile son los países que auspician el proceso.

Los representantes del presidente Juan Manuel Santos y las FARC adelantan una agenda de seis puntos previamente acordada en la primera mitad de 2012 en Cuba.

El primer punto de ese preacuerdo --sobre el tapete en este momento-- es el de la problemática agraria, un tema que está en la base del levantamiento armado.

El representante gubernamental Humberto de la Calle indicó que se espera terminar este aspecto en los próximos días para pasar a los siguientes, entre ellos la reinserción de los rebeldes en la vida civil, el resarcimiento a las víctimas del conflicto y la lucha contra el tráfico de drogas, entre otros.

Santos dijo que espera que todo el proceso esté listo para noviembre de este año, pero los rebeldes rechazaron ponerle fecha a un convenio definitivo.

Las propuestas para el tema agrario de las FARC se realizan "considerando la situación de desigualdad, de pobreza y de pobreza extrema en el campo, que se caracteriza por una mayor precariedad y un mayor abandono estatal que la del conjunto de la población colombiana".

Paralelamente Márquez insistió en la necesidad de que como gesto de buena voluntad las autoridades entreguen los restos de Reyes para que sean sepultados por su familia.

Creadas en la década de los 60, las FARC cuentan con unos 7.800 integrantes.