ARCHIVO - Esta foto del 4 de julio del 2011 muestra el Trump Ocean Club International Hotel and Tower, tercero desde la derecha, en la Ciudad de Panamá. Los dueños del proyecto están trabajando para quitarle el nombre del presidente estadounidense Donald Trump al edificio de 70 pisos y despedir a la compañía administradora que dirige la familia Trump. (AP Foto/Arnulfo Franco)

Arnulfo Franco

WASHINGTON (AP) — Los dueños del Trump International Hotel de Panamá están trabajando para quitarle el nombre del presidente estadounidense Donald Trump al edificio de 70 pisos y para despedir a la compañía administradora, la cual es dirigida por la familia Trump. La propiedad pagó al menos 32 millones de dólares para asociarse con el nombre.

La decisión de los dueños del hotel panameño —luego de noticias de que se le estaba pagando a Trump para rescindir un contrato similar con el hotel Trump Soho en Nueva York— indica continuos problemas para la marca Trump fuera de bastiones como Mar-a-Lago en Florida y el Trump Hotel en Washington.

La Organización Trump reconoció ante The Associated Press la existencia de la gestión para retirarle el nombre y la compañía administradora a la propiedad de Panamá. Señaló que piensa que se trata de una violación de contrato.

"No solamente tenemos un contrato válido y vinculante a largo plazo para la administración, sino que cualquier insinuación de que el hotel no está rindiendo de acuerdo con las expectativas es contradicha por los hechos”, dijo la organización en un comunicado.

Ubicado en el malecón de la Ciudad de Panamá, el hotel Trump está en un rascacielos en forma de vela. Pese a los lujos — los visitantes pueden beber tragos junto a una piscina en el 65to piso que parece flotar en el océano —, ha tenido problemas por la baja ocupación.

"Yo compré aquí porque pensé que el nombre Trump lo hacía una inversión segura”, dijo Al Monstavicius, un médico estadounidense retirado que tiene un penthouse en el proyecto. “Pero los latinos son un problema para él en Panamá”.

Antes de la venta en masa de las unidades que aún estaban disponibles este año, los dueños de las unidades restantes en el hotel condominio de 369 habitaciones carecían de los votos para controlar la administración del lugar. En agosto, la firma de inversiones Ithaca Capital Partners de Miami, Florida, pagó a la desarrolladora del proyecto en Panamá una suma no revelada por los restaurantes, centro de conferencias y 202 unidades en condominio del hotel que no se vendían desde hacía mucho tiempo, lo que dio a Ithaca una mayoría efectiva de votos de los dueños del hotel.

Cuando se efectuaron esas compras, el director gerente de Ithaca, Orestes Fintiklis, dijo que su firma esperaba trabajar tanto con los dueños de las otras unidades como con el equipo de administración de Trump. Sin embargo, durante una reunión de dueños en octubre, los representantes de Ithaca propusieron sacar a los directores de la Organización Trump del consejo administrativo del hotel y enviar a Trump un aviso de incumplimiento, el primer paso para terminar la relación del mandatario con el complejo.

Ithaca no respondió a los correos electrónicos que le fueron enviados la semana pasada ni el lunes y la compañía no aparece en algún listado público ni su director gerente. Nadie votó en contra de la propuesta de Ithaca, según tres personas que estuvieron presentes o votaron mediante representación.

Copyright 2017 The Associated Press. All rights reserved. This material may not be published, broadcast, rewritten or redistributed.