JOHANESBURGO, Sudáfrica (AP) -- Nelson Mandela, el paladín de la lucha contra el "apartheid" que llegó ser el primer presidente negro de Sudáfrica, fue internado en un hospital con una infección pulmonar recurrente, informó el jueves la presidencia sudafricana.

Horas después, la oficina del presidente Jacob Zuma informó que el ex mandatario está respondiendo positivamente al tratamiento, pero sigue bajo observación.

Mandela, de 94 años, ha estado cada vez más frágil en los últimos años. Fue hospitalizado varias veces desde el año pasado, incluso este mes cuando se sometió a lo que las autoridades dijeron era un examen médico rutinario. El también premio Nobel de la Paz es una figura reverenciada en Sudáfrica, que ha dado su nombre a edificios y otros sitios e imprimido su imagen en los billetes bancarios para honrar su legado de reconciliación.

"Lo siento mucho. Estoy triste", se lamentó Obed Mokwana, un residente de Johanesburgo. "Trato de orar todo el tiempo. Debe estar muy fuerte de nuevo".

Mandela fue internado poco antes de la medianoche del miércoles "debido a la recurrencia de su infección pulmonar", informó la presidencia en un comunicado.

"Los médicos lo atienden, asegurándose de que tenga el mejor tratamiento médico y comodidades posibles", señaló el texto. Instó además a "la comprensión y privacidad para permitir que los médicos hagan su trabajo".

El vocero presidencial Mac Maharaj dijo que Mandela está en un hospital de la capital Pretoria, pero no especificó cuál.

En diciembre, el ex presidente pasó tres semanas en un hospital de Pretoria, donde fue tratado por una infección pulmonar y se sometió a un procedimiento para extraerle cálculos biliares.

Maharaj admitió que hay motivos de preocupación, pero agregó que los especialistas que tratan al paciente son muy competentes.

"La salud ha estado bien dada su edad, pero obviamente cuando reaparece la infección pulmonar los médicos quieren hacer todo lo posible para impedir que la infección se propague", dijo Maharaj en una entrevista con eNCA, un canal noticioso sudafricano.

Agregó que se habían recibido numerosos mensajes de todo el mundo que manifestaron preocupación por la salud de Mandela.

Zuma deseó al ex mandatario una pronta recuperación y se refirió a él de manera afectuosa con el nombre de su clan, "Madiba".

"Apelamos al pueblo de Sudáfrica y al mundo a orar por nuestro amado Madiba y su familia y mantenerlo en su pensamiento. Tenemos plena confianza en el equipo médico y sabemos que harán todo lo posible para asegurar una recuperación", afirmó Zuma según el comunicado.

Mandela pasó una noche en un hospital y fue dado de alta el 10 de marzo después de un examen. En ese entonces, el vocero Maharaj dijo que estaba "bien".

En febrero del 2012 pernoctó en un hospital para determinar la causa de una dolencia abdominal. En enero del 2011 fue internado en un hospital de Johanesburgo para lo que las autoridades dijeron inicialmente eran exámenes, pero que resultó ser tratamiento para una infección respiratoria aguda. Fue dado de alta días después.

En 1985 fue operado por el alargamiento de la próstata.

Durante el régimen de segregación racial, Mandela estuvo 27 años en prisión, donde contrajo tuberculosis antes de ser liberado en 1990. Más adelante fue elegido presidente en la primera elección democrática del país en 1994 y ayudó a negociar el fin del "apartheid" en forma relativamente pacífica. Cumplió un período quinquenal al frente del gobierno antes de retirarse.