NUEVA DELHI, India (AP) -- Un hombre que estaba siendo enjuiciado bajo cargos de violación en grupo y golpiza fatal a una mujer en Nueva Delhi se suicidó en la cárcel el lunes, aseguró la Policía, pero el abogado y la familia del hombre creen que fue asesinado.

Ram Singh, acusado de conducir el autobús en el que seis hombres violaron a una estudiante de 23 años de edad en diciembre, estaba bajo vigilancia para prevenir intentos suicidas en la cárcel Tihar de Nueva Delhi pero se ahorcó con su propia ropa alrededor de las 5:30 am, agregó la Policía. Su muerte trajo nuevas dudas a un sistema de justicia penal que ya era criticado por no proteger a las mujeres de la nación.

Singh y cuatro coacusados podrían ser condenados a la pena de muerte si son declarados culpables del ataque, que horrorizó al pueblo indio y causó protestas en todo el país. Un sexto imputado, también encarcelado, está siendo procesado por separado debido a que es menor de edad.

El viceministro del Interior indio, R. P. N. Singh, dijo que ya se ordenó una investigación sobre el supuesto suicidio, según la agencia noticiosa Press Trust of India.

La familia de Ram Singh y su abogado alegaron que la muerte del hombre fue resultado de una maniobra sospechosa.

"No había circunstancias que pudiesen haber llevado a Ram Singh a suicidarse. No tenía estrés mental. Estaba muy feliz", dijo su abogado, V.K. Anand. Los abogados de los acusados han dicho que la Policía le arrancó confesiones a los hombres mediante golpes.

Según el padre de Ram Singh, otros presos violaron a su hijo en la cárcel y los reclusos y guardias lo amenazaron repetidamente. Sin embargo, dijo que visitó a su hijo hace cuatro días y que él parecía estar bien, a tal grado que no dio indicios de una desesperación que pudo llevarlo a quitarse la vida.