DACCA, Bangladesh (AP) -- Los equipos de rescate encontraron el jueves más cadáveres entre los escombros de un edificio derruido y las autoridades dijeron que quizá se necesiten otros cinco días para retirar todos los cascotes.

Además de los 430 muertos confirmados, la policía dijo que 149 personas están desaparecidas en el peor desastre de Bangladesh en su industria de confección de ropa, de 20.000 millones de dólares anuales.

El mayor general Chowdhury Hassan Suhrawardy, comandante de la zona que supervise el rescate, restó importancia a los rumores de que hasta 1.000 personas desaparecieron y las denuncias de algunos familiares de que las autoridades esconden cadáveres para mantener baja la cifra de muertos.

"No presten atención a esos rumores", dijo a la prensa.

Un funeral musulmán masivo se celebró el miércoles por las 34 víctimas cuyos cadáveres estaban demasiado destrozados o descompuestos para su identificación. Los trabajadores del cementerio cavaron largas filas de tumbas en las que serán enterrados los cadáveres no identificados.

Suhrawardy dijo el jueves que 20 cadáveres fueron recuperados durante la noche, sumando 430 el número de muertos. Los equipos de rescate creen que hay más cadáveres bajo los escombros.

Cinco talleres de confección de ropa ocupaban los pisos superiores en el edificio de ocho plantas Rana Plaza que se derrumbó el 24 de abril, al día siguiente de aparecer grandes grietas en la estructura y la policía ordenara su evacuación. El propietario del edificio es acusado de indicar a los ocupantes que no había problema alguno pese a la orden policial.

El desastre y el incendio de un taller hace cinco meses que mató a 112 personas han puesto de relieve las precarias condiciones de la industria de la confección de ropa en Bangladesh, que surte a muchas marcas globales de renombre.

Mohammed Sohel Rana está detenido y será acusado de negligencia, construcción ilegal y obligar a los trabajadores a volver a sus ocupaciones, lo que acarrearía 7 años de cárcel. Las autoridades no indicaron si será acusado de delitos más graves.

El Alto Tribunal de Bangladesh ordenó al gobierno la confiscación la propiedad de Rana y la congelación de los bienes de los propietarios de los otros talleres, en Rana Plaza, para que pueda ser utilizado el dinero en satisfacer los salarios de los trabajadores.

Rana tenía permiso para construir cinco plantas, pero agregó tres más ilegalmente. Tras la aparición de grietas, u banco y algunos comercios se negaron a abrir sus locales, pero los gerentes de la fábrica dijeron a los trabajadores que volvieran. Horas después se desplomó el edificio.