BAGDAD (AP) -- En octubre murieron 979 iraquíes a causa de la violencia sectaria, exactamente la misma cifra que en septiembre, informó la ONU.

El enviado de las Naciones Unidas en Irak, Nickolai Mladenov, pidió a los aliados políticos que adopten medidas contundentes para detener "el caos actual".

La violencia ha aumentado recientemente en medio de tensiones políticas y religiosas, lo que ha generado temores de que Irak esté encaminándose a un segundo período de violencia sectaria.

El sombrío informe que la misión de la ONU difundió el viernes indicó que, de las 979 muertes violentas de octubre, 852 eran civiles y 127 soldados y miembros de la policía.

La ONU agregó que 1.793 iraquíes resultaron heridos en esos ataques, diseminados el mes pasado por todo el país.

Bagdad fue la provincia más afectada, con 411 muertes violentas y 925 heridos.