JOHANNESBURGO, Sudáfrica (AP) -- Miles de policías estarán de servicio en la ceremonia para honrar a Nelson Mandela en un estadio de fútbol de Soweto y las autoridades bloquearán los accesos si las multitudes son demasiado grandes, dijeron el lunes las autoridades.

Se espera la presencia de decenas de jefes de estado en el estadio con capacidad para 95.000 personas donde se tributarán honras fúnebres al líder emblemático de la lucha contra el apartheid. Mandela apareció por última vez en público en ese estadio, entonces llamado Soccer City, en la ceremonia de clausura del Mundial de fútbol de 2010.

El teniente general Solomon Makgale, vocero de la policía, dijo que "miles" de agentes dirigirán el tráfico, protegerán a los asistentes y ayudarán a los guardaespaldas de los dignatarios extranjeros.

"Estaremos presentes para asegurar que la gente pueda honrarlo en un ambiente de seguridad", dijo Makgale a The Associated Press.

El lunes, trabajadores cortaban el césped alrededor del estadio FNB. En el interior, otros instalaban las planchas de vidrio blindado en torno del escenario donde hablarán los dignatarios extranjeros.

Se espera a más de 70 jefes de estado en la ceremonia, según las autoridades. La presidenta brasileña Dilma Rousseff, el estadounidense Barack Obama, el primer ministro británico David Cameron y el secretario general de la ONU Ban Ki-moon estarán entre los presentes.

"Sean 10 jefes de estado los que vengan, o 70 o 100, tenemos la capacidad y los planes para facilitar sus desplazamientos", dijo Makgale.

Las rutas de acceso en varios kilómetros a la redonda del estadio estarán cerradas a los vehículos particulares y la gente deberá caminar o usar el transporte público para llegar. Se habilitarán estadios vecinos con pantallas gigantes para recibir a las multitudes.

Collins Chabane, ministro de Gobierno, dijo a la prensa el lunes que es "imposible adivinar" cuánta gente asistirá o tratará de entrar al estadio.

"Cuando veamos que la cantidad de gente se vuelve inmanejable... se negará el acceso", dijo Chabane.

Mandela murió el martes a los 95 años de edad. Después del acto en el estadio, su cuerpo yacerá en capilla ardiente en Union Buildings, la sede del gobierno en la capital Pretoria, del miércoles al viernes. El domingo será enterrado en Qunu, su pueblo natal en la provincia del Cabo Oriental.

El Parlamento sudafricano realizará una sesión especial en honor del premio Nobel de la paz. Frente al edificio del legislativo en Ciudad del Cabo, la gente colocaba flores frente a un gran retrato de Mandela, o mensajes escritos. Había coros que cantaban y en una pantalla se proyectaban discursos de Mandela ante el parlamento.

Dos pancartas flanqueaban la entrada: una del joven Mandela en vestimenta tradicional y otra del estadista en traje y corbata.