BOGOTA, Colombia (AP) -- El presidente Juan Manuel Santos celebró el lunes el acuerdo al que llegaron directivos y trabajadores de la empresa Cerrejón para poner fin a una huelga que se inició el 6 de febrero pasado en la principal mina de carbón de Colombia.

"Celebramos que con diálogo y concertación se haya logrado acuerdo entre Cerrejón y trabajadores", escribió el primer mandatario en su cuenta de Twitter.

Más tarde, Cerrejón produjo un comunicado en el que dio cuenta del acuerdo al que llegó con los trabajadores y el fin del paro que se prolongó por 32 días.

"Cerrejón y Sintracarbón llegaron a un acuerdo definitivo sobre los términos de la Convención Colectiva de Trabajo que regirá para los años 2013 a 2015. Como consecuencia del cierre de la negociación se pone fin a la huelga laboral iniciada hace 32 días y a partir de este momento se reinician las operaciones de la compañía", dijo el comunicado.

"La nueva Convención Colectiva mejora los altos estándares laborales que ofrece Cerrejón a sus trabajadores", agregó el boletín de prensa. "Específicamente contempla un aumento salarial del 5,1% para el primer año, anticipa los bonos correspondientes hasta el año 2015 como consecuencia de la extensión de su vigencia por tres años, establece condiciones más favorables para los préstamos de vivienda, auxilios educativos, becas y prima de antigüedad y define mejoras en la prestación de los servicios de salud y de transporte de los trabajadores, entre otros".

Según el presidente de Cerrejón, Roberto Junguito, "con la huelga perdimos todos". Observó que "ahora la prioridad es restablecer de forma segura la operación (y) recuperar la confianza de nuestros clientes".

Hasta el viernes pasado, según Juan Carlos Restrepo, vicepresidente de Cerrejón, por el paro la compañía había tenido pérdidas aproximadas de 156.000 millones de pesos (unos 86,5 millones de dólares).

"Desde mañana mismo estaremos exportando carbón nuevamente", agregó Restrepo en conversación telefónica con The Associated Press.

La empresa Cerrejón, que encaró su primera huelga en 23 años, explota una mina a cielo abierto ubicada en el departamento de La Guajira, a unos 770 kilómetros al noreste de la capital colombiana, y produce aproximadamente unas 90.000 toneladas de carbón al día.

El año pasado extrajo en total 32,7 millones de toneladas del mineral, todas destinadas a la venta en mercados como Alemania, Holanda e Israel, entre otros países.

Cerrejón es propiedad de Xstrata, de capital suizo; la anglo-sudafricana Anglo American y la anglo-australiana BHP Billiton, la mayoría con sede en Londres y cada una con 33,3% de las acciones.