GUATEMALA (AP) -- El juicio por genocidio contra el ex dictador guatemalteco Efraín Ríos Montt y otro militar que era su jefe de inteligencia se reanudó el martes a cargo del mismo tribunal que ha escuchado los testimonios de decenas de sobrevivientes y víctimas de las matanzas perpetradas contra pueblos ixiles del oeste de Guatemala durante el conflicto armado interno.

Después de más de una semana de vericuetos y enredos procesales que llevaron el proceso a la Corte de Constitucionalidad y a otro juzgado, el expediente regresó al Tribunal de Sentencia de Mayor Riesgo, presidido por la jueza Yassmin Barrios, quien después de reabrir las audiencias ordenó la suspensión del debate hasta el 2 de mayo debido a que surgieron una serie de obstáculos ahora atribuidos a la falta de defensa de los acusados.

Luego de constatar la presencia de todas las partes con sus defensores y resolver algunos recursos pendientes la presidenta del Tribunal leyó de nuevo la acusación contra Ríos Montt dando inicio así a la audiencia número 21 del debate contra Ríos Montt y el también general retirado José Rodríguez Sanchez.

El Tribunal ordenó que dos defensores públicos estuvieran presentes para garantizar el derecho de defensa de Ríos Montt y Rodríguez Sánchez, a quienes sus abogados defensores abandonaron el 19 de abril, argumentando que el mismo ya habla sido anulado un día antes por la juez contralora del proceso.

El fiscal del caso Orlando López dijo que "el debate se reanudó hoy, lo que se hizo fue reconducir el debate en el sentido que se reprodujo lo del día 19 de marzo, al inicio del juicio".

Héctor Reyes, abogado de las víctimas, dijo que "aunque la defensa tenga estrategias dilatorias el juicio se reanudo, volvemos a reactivar el debate oral y público que se había suspendido".

Ríos Montt rechazó ser representado por un defensor público y en su representación fue nombrado el abogado Francisco García Gudiel, a quien el Tribunal expulsó en audiencias previas pero que recibió el amparo de la corte constitucional para asumir el cargo.

Gudiel opinó que se reanudaba un debate "Ilegalmente reabierto... y por eso vamos a pedir el encausamiento penal de estos tres delincuentes" dijo refiriéndose al Tribunal.

El abogado explicó que "existe un amparo otorgado por una Sala de Apelaciones que ordenó la suspensión" del juicio. Sin embargo, el Tribunal adujo que la reanudación del proceso está respaldada por una resolución de la Corte de Constitucionalidad, con mayor jerarquía que la sala.

"Ellos hoy cometieron un delito al no cumplir con la resolución" dijo el abogado de Ríos Montt.

Para que el nuevo defensor público de Rodríguez Sánchez pueda estudiar el expediente del proceso, el Tribunal suspendió la audiencia y convocó para que el caso continué el jueves.

El ex dictador, de 87 años, es acusado por la fiscalía que en su gobierno de facto entre marzo de 1982 y agosto de 1983, el Ejército a su cargo, asesinó a más de 1,771 indígenas ixiles.

Miles de masacres, asesinatos selectivos, desplazamientos, violaciones masivas se cometieron en el marco de la guerra que por 36 años vivió el país centroamericano. Más de 200.000 persona murieron o quedaron desaparecidas en ese tiempo, según un informe de la verdad de Naciones Unidas.