CARACAS, Venezuela (AP) -- La Armada venezolana detuvo a la tripulación de un barco de exploración operado por la compañía estadounidense Anadarko Petroleum en aguas que se disputan Venezuela y Guyana, lo que generó preocupación en Georgetown que pidió la liberación de los detenidos.

"Si algún buque que no estaba autorizado estaba (en la zona marítima venezolana), eso es competencia de nuestras fuerzas armadas, y actuará en ese o en otro caso", afirmó el viernes el ministro venezolano de Petróleo, Rafael Ramírez, al ser consultado sobre el caso.

"Somos los primeros celosos en la defensa de nuestra patria y nuestra soberanía", indicó Ramírez en conferencia de prensa al descartar versiones de algunos diarios locales que aseguran que el gobierno del presidente Nicolás Maduro habría permitido que Guyana hiciera actividades de exploración petrolera en un área que está en disputa desde hace más de 50 años.

Según la cancillería guyanesa, el RV Teknik Perdana realizaba un estudio sísmico el jueves cuando fue detenido por un barco de la armada venezolana y llevado a la Isla Margarita, en Venezuela, donde la tripulación quedó bajo arresto.

Guyana dijo que el barco se encontraba dentro de sus aguas territoriales, pero que la Armada de Venezuela expresó a los tripulantes que estaban operando en la zona económica exclusiva de ese país y ordenó la suspensión inmediata del estudio. Los dos países se han disputado las fronteras terrestre y marítima durante décadas.

El gobierno de Guyana expresó sus "serias preocupaciones" a Venezuela y solicitó la inmediata libertad de la embarcación y sus tripulantes.

"Las acciones del buque de la armada venezolana son una grave amenaza a la paz en esta subregión y el gobierno de Guyana por tanto condena enérgicamente esas acciones", dijo la cancillería.

El ministro venezolano reconoció que han conversado con Guayana sobre exploraciones petroleras en el área en reclamación, y dijo que eso no es un tema que se "habla por el micrófono".

Venezuela anunció en marzo de 2012 que había acudido ante la Secretaría General de Naciones Unidas para ratificar la disputa territorial que mantiene con Guyana por el denominado Esequibo, que es un territorio de unos 159.500 kilómetros cuadrados que incluye también un área de plataforma marítima y que es rico en oro, bauxita, diamantes, maderas y petróleo.

El gobierno venezolano fijó posición ante la Secretaría General de la ONU en respuesta a un informe que presentó en el 2011 Guyana sobre límites exteriores de la plataforma continental donde no se hizo ninguna mención a la disputa limítrofe que mantiene con el Estado venezolano desde hace más 50 años

El fallecido Hugo Chávez acordó en 2011 con su par guyanés Bharrat Jagdeo retomar el mecanismo del buen oficiante de la ONU para proseguir las negociaciones sobre el diferendo limítrofe del territorio del Esequibo.

A finales del 2009 el mecanismo de mediación de la ONU se reactivó tras el nombramiento del profesor jamaiquino Norman Girvan como buen oficiante. El mecanismo estuvo paralizado por dos años luego de la muerte del diplomático Oliver Jackman, quien era el mediador del organismo internacional.

La reclamación del territorio Esequibo se encuentra en la instancia del secretario general de la ONU desde 1983, por acuerdo entre los dos países, según lo previsto en el Acuerdo de Ginebra del 17 de febrero de 1966.