Por Gabriela Rico

La Estrella de Tucsón

El nuevo embajador de México en Estados Unidos dice que el país está listo para “modernizar” el Tratado de Libre Comercio de América del Norte y desea reinstalar un sistema de trabajadores invitados que pueda abordar las preocupaciones sobre la inmigración ilegal.

“No hay necesidad de pelear”, dijo Carlos Manuel Sada Solano durante un encuentro privado con líderes políticos y empresariales el pasado lunes 28 de noviembre en Hacienda del Sol Resort. “Estamos trabajando juntos para poder competir con el resto del mundo”.

En respuesta a las críticas del presidente electo de Estados Unidos hacia el Tratado del Libre Comercio (conocido en México como TLC y en Norteamérica como NAFTA) y las propuestas de renegociarlo, Sada dijo que México está consciente de que los beneficios del acuerdo no han sido debidamente reconocidos en ninguno de los países. El acuerdo incluye a Canadá.

En cuanto a la opinión pública, hasta ahora hemos perdido la batalla”, dijo, y agregó que México y Estados Unidos deben informar a su ciudadanía sobre el TLC. Dijo que los esfuerzos para cambiarle de nombre al tratado o realizar una campaña para promover sus beneficios podría deshacer algunas tensiones sobre NAFTA.

“Necesitamos enfatizar los datos, el crecimiento del empleo en Estados Unidos derivado del NAFTA”, dijo Sada. “Nos complementamos unos a otros”.

Sada, ingeniero de profesión, fue cónsul general de México en Los Ángeles y en Nueva York. Originario de la ciudad de Oaxaca, fue alcalde de esa capital del estado que lleva el mismo nombre entre 1993 y 1995.

NAFTA ese convirtió en ley en 1994.

“En ese momento, las relaciones con Estados Unidos eran mínimas”, dijo Sada, quien subrayó que sólo unos 2.3 millones de empleos se habían creado como resultado del comercio. Ahora, la cifra ha crecido a 600 millones empleos en ambos países.

Ahora México tiene acuerdos comerciales con 46 países y está negociando con Turquía y Jordán.

Hay un 40 por ciento de contenido de Estados Unidos en las exportaciones mexicanas. La producción automotriz, por ejemplo, requiere del movimiento de componentes a través de la frontera hasta ocho veces durante el proceso de manufactura, dijo.

“No sólo compramos y vendemos uno del otro”, dijo Sada. “Producimos juntos … y competimos con el resto del mundo”.

Dijo que como parte de la modernización del NAFTA, debería reinstalarse el movimiento de trabajadores más allá de la frontera.

Dijo que muchos compatriotas han expresado el deseo de volver a México y mantener aquí sus casas y a su familia.

“Se rompió la migración circular del pasado, y ahí fue cuando los problemas empezaron”, dijo Sada.

“Necesitamos restablecer el movimiento”.

Dennis Minano, presidente de la Junta de Directores de Sun Corridor Inc., fue uno de los copresentadores del Embajador, junto con el cónsul de México en Tucsón, Ricardo Pineda.

Minano dijo que era un “gran honor: que Sada haya elegido a Tucsón para ser la primera ciudad visitada por él en su recorrido por Estados Unidos.

El Embajador expresó su complacencia por el reciente éxito de Tucsón en la atracción y expansión de negocios como Home Goods, Caterpillar y Raytheon, dijo Minano.

“Ve el potencial del nuevo modelo económico de Tucsón”, dijo.

El martes, Sada estuvo en el Puerto de Entrada Mariposa, en Nogales, a donde no acudía desde hace 20 años.

Contacta a Gabriela Rico en grico@tucson.com.