Oficiales de la policía de Nueva York pasan junto a una ventana de un auto patrulla que fue disparada por el agresor que mató a una policía en el distrito del Bronx el miércoles 5 de julio de 2017. El agresor falleció momentos después. (AP Foto/Seth Wenig)

Seth Wenig

NUEVA YORK (AP) -- Una mujer policía de Nueva York que fue baleada en una emboscada mientras trabajaba en el interior de un vehículo de vigilancia falleció posteriormente el miércoles, informaron las autoridades. Agregaron que el atacante fue abatido fatalmente por otros policías momentos más tarde, cuando les apuntó con un arma.

El ataque fue perpetrado por un exconvicto que anteriormente había despotricado en redes sociales sobre el trato que recibió en prisión y por policías que se salen con la suya después de matar a personas, agregaron las autoridades.

La agente Miosotis Familia, de 48 años, estaba terminando su turno cuando el hombre le disparó a la cabeza través de la ventana del pasajero.

"Este fue un ataque no provocado y directo a policías que estaban asignados para mantener segura a la gente de la ciudad", dijo el comisionado de la policía James O'Neil, que calificó el hecho como un asesinato.

El ataque ocurrió en el distrito del Bronx alrededor de las 00:30 horas, cuando la agente estaba sentada en el vehículo, una especia de casa rodante acondicionada, junto con un compañero, que pidió ayuda por radio al momento del disparo.

El agresor fue identificado como Alexander Bonds, de 34 años. Los agentes abatieron al agresor cuando éste les apuntó con un revolver plateado, agregó la policía, añadiendo que una persona, que se cree que era un peatón, fue herida en el abdomen por una bala pero que estaba estable.

Bonds, quien también se hacía llamr John Bonds, estaba en libertad condicional por un caso de robo armado en Syracuse, informó la policía. También fue arrestado por atacar a un policía con unos nudillos metálicos, pero la fecha del arresto no estaba clara por el momento.

El alcalde Bill de Blasio habló en el hospital luego de que falleció Familia, quien trabajó en el Departamento de Policía durante 12 años.

De Blasio pidió a la gente que la tuviera en sus pensamientos. "Ella estaba en sirviendo a la ciudad, protegiendo a la gente, haciendo lo que ella creía y trabajando en lo que amaba", dijo el alcalde.

Familia tenía tres hijos y era miembro de la unidad anticrimen.

El sitio donde ocurrió el crimen fue cercado con cinta por la policía mientras investigaba el tiroteo. Los detectives buscaban videos de vigilancia y hablando con testigos.

El testigo Jay Marzelli le contó al periódico Daily News de Nueva York que él creyó que los disparos eran fuegos artificiales.