SAN DIEGO. (AP) -- En un reconocimiento de que debe convertirse "en una mejor persona", el alcalde de San Diego anunció el viernes que se someterá a dos semanas de terapia después de que varias mujeres denunciaron que el ex congresista demócrata las acosó sexualmente.

"Las palabras por sí solas son insuficientes", afirmó Bob Filner en una conferencia de prensa televisada a todo el país. "Soy responsable de mi conducta y debo asumir la responsabilidad por mi conducta de forma que esa conducta no vuelva a ocurrir jamás".

Filner indicó que dos veces al día recibirá actualizaciones sobre las operaciones municipales mientras participa en un tratamiento de dos semanas que calificó de "terapia intensiva" a partir del 5 de agosto.

El alcalde, de 70 años y divorciado, no aceptó preguntas después que hizo el anuncio, el cual fue interrumpido brevemente por un problema en el micrófono.

Las acusaciones de acoso sexual provocaron exigencias generalizadas de que renuncie al cargo, lo que sumió en un caos político a la octava ciudad más grande de Estados Unidos. Apenas lleva ocho meses de un período de cuatro años.

Cuando las acusaciones salieron a la luz, Filner se disculpó por haberle faltado el respeto a las mujeres y reconoció que necesitaba ayuda. Pero poco después afirmó que era inocente de acoso sexual y resistió las exhortaciones para que dejara el cargo. El ex legislador es el primer alcalde demócrata de San Diego en 20 años.

La presidenta del Comité Nacional Demócrata instó a Filner a que renuncie, de la misma manera que lo hicieron otros líderes del partido en San Diego después que siete mujeres se identificaron como víctimas de su acoso sexual. Algunas de las acusaciones incluían contacto no deseado.

El alcalde habló un día después de que se presentaran más acusaciones, entre ellas las de la contraalmirante retirada de la Armada Veronica "Ronne" Froman, y de una decana de la Universidad Estatal de San Diego, Joyce Gattas.

Una votación hace una semana en el Comité Demócrata quedó estancada 24-24 sobre el asunto, pero se llevó a cabo antes que cualquier mujer se hubiera identificado públicamente de haber sido objeto de acoso.

Después de la votación el jueves, Francine Busby, presidenta del partido en el condado, dijo: "No estamos aquí para determinar culpabilidad o inocencia. Sin embargo, en el mejor interés de la ciudad, el Partido Demócrata del condado de San Diego ha votado para pedirle al alcalde Filner que renuncie, pida la ayuda personal que necesita y permita a San Diego seguir adelante".

Irene McCormack Jackson, directora de comunicaciones del alcalde desde enero hasta junio, presentó una demanda legal en la que acusó a Filner de haberle pedido que trabajara sin calzones, exigirle que lo besara y decirle que deseaba verla desnuda.