SAN DIEGO (AP) -- Un estudiante universitario de 25 años llegó a un acuerdo con el gobierno federal por 4,1 millones de dólares después de haber sido abandonado en una celda sin ventanas de la agencia antinarcóticos DEA durante más de cuatro días sin agua ni comida, dijeron el martes sus abogados.

La DEA introdujo estándares nacionales de detención como resultado de la dura experiencia de Daniel Chong, incluidas inspecciones diarias y la obligatoriedad de tener cámaras en las celdas, dijo Julia Yoo, parte de la defensa.

Chong dijo que bebió su propia orina para mantenerse con vida, alucinó que agentes estaban tratando de envenenarlo con gases a través de los conductos de ventilación y trató de labrar un mensaje de despedida a su madre en su brazo.

No está claro cómo ocurrió la situación y nadie ha sido sancionado, dijo Eugene Iredale, otro abogado de Chong. El inspector general del Departamento de Justicia está investigando.

"Parece que fue un accidente, un accidente horrible realmente, realmente muy malo", comentó Chong.

Chong fue arrestado durante una redada antidrogas y colocado en una celda en abril de 2012 por un agente de la policía de San Diego autorizado para realizar el trabajo de la DEA en un destacamento. "El agente dijo a Chong que no se le abriría proceso y agregó, `espera, volveremos por ti en un minuto'", dijo Iredale.

La puerta de la celda de 1,5 por 3,0 metros (5,0 por 10 pies) no se reabrió en cuatro días y medio.

Allison Price, vocera del departamento de Justicia, confirmó que se llegó a un arreglo por 4,1 millones de dólares, pero se negó a responder preguntas. La DEA no respondió de inmediato una solicitud de comentario por parte de The Associated Press.