Washington.- Sólo el 18 por ciento de los hispanos residentes en Estados Unidos posee armas de fuego, la cifra más baja entre todos los grupos étnicos, por debajo de la de los negros (21 por ciento) y muy lejos de la de los blancos (33 por ciento), según un sondeo de la empresa encuestadora Gallup.

Según las encuestas, el perfil mayoritario del propietario de armas de fuego en este país corresponde al de un hombre blanco, casado y residente en uno de los estados tradicionalmente calificados como "sureños".

En el extremo opuesto se sitúan las mujeres (sólo el 15 por ciento de las encuestadas posee un arma), los jóvenes (20 por ciento) y los hispanos (18 por ciento).

Aun así, las diferencias más acusadas no se dan en la raza sino en el género -un 45 por ciento de los hombres posee armas por un 15 por ciento de las mujeres-, en la ideología -un 39 por ciento de los conservadores por un 17 por ciento de los progresistas- y, en menor medida, en el estado civil, un 37 por ciento de los casados por un 22 por ciento de los solteros.

"El modelo estadístico señala que las posibilidades de encontrar un hombre propietario de un arma son hasta cinco veces superiores a las de encontrar una mujer", indica un comunicado de Gallup, que también apunta que las posibilidades son dos veces superiores cuando se trata de encontrar a un no hispano propietario de armas respecto de un hispano.

En cuanto al factor geográfico, el Sur despunta con un 38 por ciento de poseedores de armas, seguido del Medio Oeste (29 por ciento), el Oeste (27 por ciento) y el Este (21 por ciento).

"En total, el 30 por ciento de los encuestados afirmó ser propietario de un arma y otro 14 por ciento aseguró vivir en una casa donde hay un arma, aunque no se fuese el poseedor", concluyó el comunicado.

Los resultados de Gallup se desprenden de hasta seis mil entrevistas que la compañía realizó a adultos estadounidenses entre 2007 y 2012.

(Agencia EFE)