RALEIGH, Carolina del Norte. (AP) -- El gobernador de Carolina del Norte, Pat McCrory, y su secretario de Transporte defendieron su plan para empezar a expedir este mes licencias de conducir especialmente marcadas para ciertos inmigrantes no autorizados en Estados Unidos.

Algunos críticos dicen esas licencias hacen una distinción innecesaria de los inmigrantes carentes de permiso para residir en el país.

McCrory y el secretario Tony Tata reiteraron el martes su apoyo a la decisión de proporcionar licencias a adultos jóvenes que ingresaron a Estados Unidos siendo niños sin autorización legal pero que ahora están en condiciones de obtener permisos laborales bajo un programa del gobierno del presidente Barack Obama.

Varios demócratas, clérigos y adultos jóvenes hispanos criticaron el lunes las licencias por ser distintas en apariencia a los permisos de conducir regulares. Presentan una brillante franja color de rosa y la frase en mayúsculas "ESTATUS ILEGITIMO".

Tata dijo que el color es similar al colocado en las identificaciones ofrecidas a los evacuados tras el paso del huracán Katrina a Carolina del Norte y en los permisos de autorización de trabajo emitidos por el gobierno federal que recibirán los inmigrantes.