ATLANTA (AP) -- Cerca de 10.900 inmigrantes con permisos temporales para permanecer en Estados Unidos han recibido licencias de conducir o tarjetas de identificación en Georgia desde que una política federal amplió ese permiso, según muestran datos estatales.

El presidente Barack Obama creó en 2012 un programa para la suspensión temporal de la deportación que permite que miles de jóvenes que viven de manera ilegal en el país permanezcan en Estados Unidos hasta por dos años y obtengan permisos para laborar.

Las personas que cuentan con ese permiso pueden contar con una licencia para conducir bajo la ley estatal de Georgia. La vocera del Departamento de Servicios al Conductor, Susan Sports, dijo que 10.882 beneficiarios de la nueva política han recibido licencias o carnés de identificación de Georgia desde que el programa entró en vigor en agosto de 2012.

Una propuesta ante la Legislatura impediría que personas con ese estatus puedan obtener licencias de conducir o carnés de identificación.