Una joven dreamer y conocida activista cuya madre y hermano fueron detenidos durante varias horas la semana pasada por agentes de inmigración ha sido contratada por la congresista Kyrsten Sinema, demócrata por Arizona.

Érika Andiola, quien trabaja a favor de los derechos de los inmigrantes, es la nueva directora de Relaciones con la Comunidad de la congresista, anunció el miércoles el grupo Dream Action Coalition. Justin Unga, portavoz de la congresista, confirmó la noticia y dijo que el miércoles fue el primer día de Andiola en su nuevo puesto.

La joven nacida en México se ha convertido en una de las líderes del movimiento dreamer, tal y como se conoce a los jóvenes inmigrantes que fueron traídos ilegalmente por sus padres a Estados Unidos cuando eran niños.

Andiola fue el foco de atención de los medios de comunicación la semana pasada cuando su madre y su hermano fueron arrestados en su casa de Arizona por agentes de los Servicios de Inmigración y Control de Aduanas.

Tanto la madre, María Arreola, como el hermano, Heriberto Andiola, son inmigrantes sin papeles, mientras que Érika Andiola recibió recientemente un permiso de trabajo gracias al programa del gobierno de ayuda a dreamers, conocido en inglés como Deferred Action y en español como Acción Diferida.

Gobernadora Brewer busca que se deseche demanda

PHOENIX.-Los abogados de la gobernadora de Arizona, Jan Brewer, solicitaron a un juez que deseche una demanda con la que se busca permitir la expedición de licencias de automovilista a los jóvenes inmigrantes que hayan obtenido un permiso de trabajo y evitado la deportación bajo la nueva política de Acción Diferida del gobierno federal.

Brewer emitió una orden que impediría la obtención de los permisos de conducir a los inmigrantes beneficiados por la disposición del gobierno del presidente Barack Obama. Los defensores de los derechos de los inmigrantes quieren que la orden de Brewer se declare anticonstitucional por interferir con la ley federal, que imperaría en estos casos.

Los abogados de Brewer dicen que no hay una ley federal que despoje a Arizona del poder de determinar a quién puede expedir licencias de automovilista.

El gobierno de Obama tomó medidas para proteger de la deportación incluso a 800 mil inmigrantes que viven en el país sin la debida documentación. Los beneficiarios de esta orden deben haber llegado a Estados Unidos antes de cumplir 16 años, ser menores de 30 y haber permanecido en el país durante al menos un lustro ininterrumpido. Asimismo, deben estudiar o haberse graduado del bachillerato, o bien haber prestado servicio en las fuerzas militares.(AP)