JFK: Medio siglo de ausencia

2013-11-21T01:00:00Z 2013-11-22T07:58:37Z JFK: Medio siglo de ausenciaPor Martin F. Mendoza Arizona Daily Star
November 21, 2013 1:00 am  • 

Este 22 de noviembre se cumple exactamente medio siglo del asesinato en Dallas, Texas, de John F. Kennedy, tragedia sobre la que se han dicho y escrito millones de palabras en todos los idiomas. Muchos afirman que “ese fue el acontecimiento que cambió a Estados Unidos para siempre”.

Personalmente, no lo creo así, ya que difícilmente un solo evento, por magno que sea, cambia para siempre a un país con la dinámica de Estados Unidos. Más bien nos quedamos con aquello que afirman tantos otros: que la muerte de JFK trajo el fin de la inocencia nacional, o al menos comenzó a desdibujarla con bastante fuerza. Estados Unidos fue puesto de frente a, y recordó así, lo que era capaz de hacerle a uno de los suyos, conspiración o no de por medio.

Que JFK era un idealista tiene mucho de verdad, pero más que nada era un estadista. Uno consumado. Tan sólo hay que revisar cómo condujo a su país a través de la así llamada “crisis de los misiles” en Cuba, o cómo manejó el tema de los Derechos Civiles y su relación con Martin Luther King, la cual no fue tan tersa como a veces nos la quieren presentar.

Kennedy fue un estadista porque toda su vida se preparó para ello. Fue el resultado -tal vez el mejor posible- de una crianza aristócrata, así como punta de lanza de una férrea misión familiar por incidir en la vida política de Estados Unidos. Cometido que llegó a su cúspide en un momento ideal para ello, en una etapa transformacional como fueron los años sesentas. Ese tiempo no puede ser comprendido sin leer su huella, así como la de su hermano Robert, asesinado también cinco años después durante su propia campaña presidencial.

No deja de ser irónico que justo hoy día, al cumplirse exactamente los 50 años de la desaparición de JFK, sea tan notoria la ausencia de líderes de sus proporciones.

Veamos lo que está sucediendo justo hoy al gobierno de Barack Obama, así como a sus interlocutores republicanos. El Presidente, un hombre sin duda inteligente y aparentemente equipado con las suficientes herramientas para guiar a la nación, así como los liderazgos republicanos, representados por políticos sumamente experimentados, se ven pequeños, muy pequeños en ocasiones. Ello no sólo por la enormidad de los problemas que enfrentan, sino por la frecuencia con que dejan traslucir cómo cuidan más sus propios intereses políticos que los del país por el que dicen hacer todo.

Claro, hay que recordar y reconocer que en los tiempos actuales la tecnología nos ha traído la manera de escudriñar lo que los gobernantes hacen o dicen prácticamente las 24 horas del día, presión ésta a la que no estaban sometidos los políticos de los años sesentas, cuando los canales de comunicación con la sociedad eran muchos menos y más fáciles de controlar y hasta de manipular.

Tampoco podemos caer en la candidez de pensar que en el pasado los gobernantes eran seres impolutos, totalmente transparentes y congruentes entre lo que decían y hacían. Para nada, ni en sus asuntos personales ni en su operar político. Pero, si es válido, nada descabellado afirmar -en una modesta opinión- que líderes como JFK, RFK, Lyndon B. Johnson, etc. no perdían de vista cuál era el mayor bien común posible y sabían cómo navegar el sistema para lograrlo.

Bien haríamos hoy día en conocer un poco más sobre esa época fascinante en la historia de este país, época de figuras enormes cuyas imágenes sólo se agigantan con el tiempo.

Si JFK no hubiese sido arteramente asesinado en 1962, contaría hoy 96 años, o probablemente ya hubiese dejado este mundo por alguna otra causa. Cuando decimos que su ausencia ya cuenta 50 años, no nos estamos refiriendo sólo a su desaparición personal, sino a la carencia de liderazgos de su estilo, de su altura.

Contacta a Martín F. Mendoza en

mfmtuc@yahoo.com.

Copyright 2015 Arizona Daily Star. All rights reserved. This material may not be published, broadcast, rewritten or redistributed.

Download Flash Player

La Estrella video

El padrecito Iván Bernal en La Estrella de Tucsón

Neto y Liliana hablan de un sacerdote de Agua Prieta que busca ser alcalde

La Marcha de César Chávez en La Estrella de Tucsón

La Marcha de César Chávez en La Estrella de Tucsón

Neto Portillo les invitan a participar en la marcha el sábado.

La Estrella de Tucsón celebra Thanksgiving

La Estrella de Tucsón celebra Thanksgiving

Neto Portillo Jr. y Luis Carrasco ofrecen dos historias con el sentimiento del Día de Acción…

La Estrella de Tucsón: Se acerca la Procesión

La Estrella de Tucsón: Se acerca la Procesión

Liliana López y Luis Carrasco hablan de los 25 años de la Precesión de Todas las Almas, símb…

La Estrella de Tucsón: ¡Llegó beisbol mexicano!

La Estrella de Tucsón: ¡Llegó beisbol mexicano!

Neto Portillo Jr. y Liliana López Ruelas presentan la Fiesta Mexicana de Beisbol.

What's Hot

Deals, offers & events

View more...
Tucson.com newsletters

Sign up for Tucson.com e-mail newsletters

Sports news and blog headlines, delivered nightly.

Midmorning update of local business headlines, daily.

Tucson-area obituaries, daily.

Receive the current day's weather forecast in your email!