Cortesía de Kathy Ortega

¿Qué significa para ti el Día del Trabajo?

Para muchos estadounidenses es simplemente cualquier otro día festivo, pero para mí, es un recordatorio de las contribuciones que yo, junto con otros trabajadores, hacemos a este país por medio de nuestro arduo trabajo.

Mi nombre es Kathy Ortega, soy originaria de Tucsón, esposa, madre, y abuela. Actualmente trabajo en McDonald’s como gerente de turnos. Llevo trabajando ahí desde hace casi tres años y gano $10.95 la hora gracias a la Proposición 206, la cual fue aprobada por los votantes de Arizona en noviembre 2016. La nueva ley incrementó el salario mínimo a $10 la hora comenzando en enero de este año y provee tres días de enfermedad pagados.

Sin embargo, mi esposo esta deshabilitado, por ende yo soy el sostén económico de mi familia y $10.95 la hora no es suficiente para salir adelante. Me pagan cada quincena y para cuando recibo mi próximo cheque, mis bolsillos ya están vacíos. Ni siquiera me alcanza para darle a mi familia una buena cena.

Vivimos en un país que se conoce como un lugar en donde se cumple el "Sueño Americano”, pero para mí eso es prácticamente imposible ya que corporaciones y políticos se rehúsan a pagarles a los trabajadores lo que nos merecemos y darnos los beneficios que necesitamos. En otras palabras, no nos están tratando con dignidad ni respeto.

Por esta razón, hace tres años decidí formar parte de una campaña llamada “Lucha por los $15”, de la cual me enteré que existía por medio de otra trabajadora. Lucha por los $15 es una campaña nacional que busca aumentar el salario mínimo a 15 dólares la hora y el derecho a formar sindicatos.

El ser parte de un sindicato ayuda a los trabajadores a sobrepasar muchas de las dificultades que encaramos. Una de estas dificultades es que nos recortan horas. Actualmente solo trabajo 35 horas a la semana, pero si tenemos un sindicato, podremos trabajar 40 horas a la semana.

Ponte a pensar, ¿realmente puede uno salir adelante ganando 325.25 dólares a la semana? No nada más eso, pero ¿de verdad puedes alimentar a cuatro bocas, pagar renta, y pagar todos tus gastos con ese dinero? Es muy difícil, demasiado.

Yo quiero contribuir a nuestra economía. No quiero depender de ninguna institución para poder sobre salir cada mes. Quiero ofrecerle a mi familia una buena vida. Como ciudadana Americana y como empleada de tiempo completo, debería de tener ese derecho.

Se me debería de pagar un sueldo justo y otorgar más beneficios.

Continuaremos la Lucha por los $15 y por derechos sindicales. Nuestro movimiento continúa creciendo, trabajadores de aeropuertos, de cuidado de hogar y de niños, y de otros sectores se han unido a nuestra lucha, y ahora trabajadores de hospitales — una industria de servicio de más rápido crecimiento — también se están uniendo a nuestro movimiento.

No pararemos hasta que alcancemos nuestro “Sueño Americano”.

Kathy Ortega trabaja en McDonald's y ha trabajado en Family Dollar, Walmart y Taco Bell. Pertence al movimiento Lucha por los $15.