Arizona es a menudo llamada la “zona cero” en el acalorado debate de hoy sobre la dirección de las políticas de nuestros país y el trato a los inmigrantes. Después de todo, este es el estado que en 2010 aprobó la infame ley de “muestra tus papeles”, Ley del Senado 1070.

Esta semana más de 1,000 líderes llegan a Phoenix para asistir a la Conferencia Nacional de Integración de Inmigrantes – la reunión de defensores, aliados y simpatizantes de los inmigrantes más grande de la nación. Nuestra visión es una democracia próspera en donde los nuevos estadounidenses contribuyen plenamente como ciudadanos, trabajadores y empresarios y creadores de empleos, criando y educando a sus hijos, edificando a sus familias y celebrando su fe y tradiciones libremente.

En su 10mo año, NIIC 2017 reúne a líderes de derechos de los inmigrantes y los refugiados, expertos, proveedores de servicios y funcionarios públicos involucrados en asuntos migratorios a nivel nacional. Arizona tiene lecciones importantes que compartir sobre cómo combatir eficazmente el sentimiento antiinmigrante e involucrar a nuestras comunidades nacidas en el extranjero en nuestra democracia.

El NIIC 2017 de este año ayudará a establecer la agenda sobre cómo los inmigrantes, los refugiados y sus aliados responden a este difícil período de nuestra historia.

Durante el último año, el presidente Donald Trump ha puesto fin al programa de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA, por sus siglas en inglés) y al Estatus de Protección Temporal (TPS, por sus siglas en inglés) para inmigrantes sudaneses, nicaragüenses y haitianos en Estados Unidos. Las acciones del presidente Trump podrían añadir a un millón de inmigrantes actualmente con documentación a las filas de indocumentados. La Administración prácticamente ha terminado con el reasentamiento de refugiados a los EE.UU., cerrando las puertas a aquellos que están huyendo de la violencia y la persecución, en gran medida debido a que son musulmanes.

Nuestra nación necesita edificar sobre sus fortalezas como el experimento más exitoso en la historia del mundo en construir una “nación de inmigrantes”. Sabemos que apoyando a nuevos estadounidense mientras que aprenden inglés, comienzan negocios, educan a sus hijos y se convierten en ciudadanos de EE.UU. es lo que funciona para construir una nación más fuerte con oportunidades para todos.

En cambio, nos estamos dirigiendo en la dirección opuesta, destruyendo familias con hijos y cónyuges ciudadanos estadounidenses por medio de la deportación; demonizando y criminalizando a latinos y musulmanes; y cerrando nuestras puertas al talento y brillantez del mundo.

La lucha de Arizona contra la SB1070 y la derrota en las casillas de su defensor el senador Russell Pearce y el alguacil antiinmigrante Joe Arpaio, les enseña a los nuevos líderes estadounidenses por toda la nación una lección. Nos enseña a profundizar y fortalecer nuestros esfuerzos de campo; a construir recursos con aliados en sindicatos, negocios y en las comunidades religiosas; y a naturalizar, registrar y movilizar a nuestros votantes.

El tema de nuestra conferencia este año, “Y Justicia para Todos”, habla directamente a nuestra misión colectiva tanto para los inmigrantes como para aquellos nacidos aquí, de representar lo mejor de las tradiciones de nuestro país de dar la bienvenida, ofrecer igualdad e inclusión a los nuevos estadounidenses, al mismo tiempo que comprendemos que los inmigrantes y refugiados mexicanos, sirios y chinos de hoy son grandes contribuyentes a nuestra nación, al igual que los irlandeses, los italianos, los alemanes y los polacos lo fueron en años anteriores.

Estamos inspirados por una clara tendencia de defensores, inmigrantes y comunidades diversas por igual que están tomando las riendas de sus vidas, ya que “justicia para todos” se gana liderando y asegurando un movimiento incluyente que está unido y listo para luchar por nuestros valores estadounidenses compartidos. Tan sólo en los últimos dos años, un número récord de inmigrantes se han convertido en ciudadanos estadounidenses, mientras que muchos más participaron en campañas políticas a nivel local, estatal y nacional.

En NIIC, continuaremos edificando sobre los triunfos del pasado y la energía de hoy para promover reformas migratorias con sentido común, ciudadanía y participación cívica.

Petra Falcon es la directora ejecutiva de Promise Arizona. Josh Hoyt es el director ejecutivo de National Partnership for New Americans (NPNA).