Opinion invitada: Tribus Tohono y Yaqui refutan al Daily Star

2014-02-28T00:00:00Z Opinion invitada: Tribus Tohono y Yaqui refutan al Daily StarNed Norris Jr. y Peter Yucupicio Arizona Daily Star
February 28, 2014 12:00 am  • 

Nosotros, los líderes de la Nación Tohono O’odham y de las Tribus Pascua Yaqui que representamos a más de 50 mil residentes del Sur de Arizona, estamos indignados por la editorial del periódico Arizona Dailly Star del 19 de enero en la que se respalda la propuesta de la Mina Rosemont al sur de Tucsón.

En lugar de adoptar la valiente postura de oponerse a la mina y proteger nuestros recursos naturales y sitios sagrados, el Daily Star sucumbió ante la ilusión de que una vez que Rosemont prepare los estudios requeridos y las cuestiones sin sentido prometidas en papel no hay nada que pueda evitar la eventual construcción de la mina.

Nosotros no aceptamos esta visión miope y creemos que la mina nunca se construirá, puesto que es imposible para Rosemont mitigar el devastador y permanente impacto a la tierra, el agua y el aire.

A diferencia del Arizona Daily Star, nosotros no nos dejamos engañar por las decenas de miles de páginas de estudios y reportes pagados por Rosemont y sus vagas promesas de que será una mina de cobre amigable con el medio ambiente.

Sabemos que el cobre es necesario en nuestra moderna economía. De hecho, la Nación Tohono O’odham tiene experiencia directa con la minaría de cobre. Pero el sólo hecho de que haya demanda de cobre no significa que debamos construir ciegamente una masiva mina de cobre a cielo abierto en lo alto de una montaña que es parte integral de las cuencas del Sur de Arizona y un corredor silvestre clave sin reparar en su impacto.

Hay lugares que simplemente no deben ser explotados por la minería, y el sitio de la propuesta Mina Rosemont en el flanco noreste de las Montañas Santa Rita en el Bosque Nacional Coronado es uno de esos lugares.

Ningún tejido de relaciones públicas puede cambiar la brutal realidad de que esta mina destruiría nuestras tierras sagradas conocidas como Ce:wi Daug por los Tohono O’odham y como Heweli Sewa Kawi por los Pascua Yaqui, mismas que conectan a nuestros ancestros con las generaciones futuras.

Más aún, contrario a lo que dice la mal informada editorial del Arizona Daily Star, Rosemont Copper no ha cumplido todavía con todos los requisitos regulatorios necesarios para construir la mina. El permiso más importante que aún no tienen es el de la Ley de Aguas Limpias, que emite el Cuerpo de Ingenieros de las Fuerzas Armadas de E.U., y cuya negación podría frenar el curso del proyecto.

Existe una seria duda de si Rosemont obtendrá alguna vez el permiso de Aguas Limpias. La Agencia de Protección al Medio Ambiente de E.U. (EPA, por sus siglas en inglés) ha dicho repetidamente al Ejército que la mina Rosemont no debería proceder tal como está diseñada, por sus impactos negativos al agua superficial y subterránea. La EPA también tendría el derecho de veto en caso de que la Ley de Aguas Limpias decidiera emitir el permiso.

El proceso regulatorio está lejos de concluirse, y eso da muy poco sentido a la decisión del Daily Star de hacer creer que la construcción de la mina está asegurada.

La premura del Daily Star para emitir un juicio ignora el simple hecho de que la Mina Rosemont causaría una destrucción permanente a una montaña sagrada, una excavación de media milla (más de 800 metros) de profundidad en el acuífero, lo que envenenaría el agua del subsuelo y volcaría desechos de relaves de rocas y minas a lo largo de miles de hectáreas de tierras públicas, lo que arruinaría por siempre nuestras tradicionales tierras culturales y profanaría los sitios de entierro de nuestros antepasados.

Y por si eso no fuera suficiente, nuestros miembros nunca más podrían cultivar plantas para nuestra medicina tradicional o para la cestería tradicional, dado que esos recursos sería devastados también.

Los Tohono O’odham y Pascua Yaqui no son las únicas tribus que han manifestado sus preocupaciones por la profanación de nuestros recursos culturales. Las tribus en Arizona han sopesado preocupaciones similares, y hasta la fecha ninguna ha firmado el acuerdo que estipula cómo se resolverían los efectos adversos a los recursos culturales.

No hay mitigación posible para este tipo de daño.

Esta es la razón por la que los gobiernos de ambas tribus se oponen de forma unánime a este proyecto. Siempre nos opondremos a esta destructiva mina y nunca cesaremos en nuestra lucha hasta que se detenga por completo.



Ned Norris Jr. es presidente de la Nación Tohono O’odham. Peter Yucupicio es presidente de la Tribu Pascua Yaqui.

Copyright 2016 Arizona Daily Star. All rights reserved. This material may not be published, broadcast, rewritten or redistributed.