BERLIN (AP) -- Estados Unidos y Alemania son las naciones más activas en la aplicación de las reglas que prohíben a las compañías multinacionales pagar sobornos en los mercados extranjeros, dice un informe de Transparencia Internacional.

Pero la organización, que vigila la situación de corrupción en el mundo, agrega en su informe del martes que la mitad de los principales exportadores del mundo hacen poco o nada para investigar o procesar a los trasgresores.

El informe revela que solamente Estados Unidos, Alemania, Gran Bretaña y Suiza aplican activamente la Convención Antisoborno de la OCDE convenida por 40 naciones exportadoras.

La convención de 1997 de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico prohíbe el pago de sobornos para ganar contratos y licitaciones, o para eludir impuestos y leyes locales.

A la vez, 20 naciones que representan conjuntamente un 27 % de las exportaciones en el mundo, incluso los miembros del G20 Japón, Brasil, Corea del Sur y Holanda, revelaron poco o ningún cumplimiento, dijo la organización. Agregó que otros 10 hacían cumplir las prohibiciones de manera limitada, lo que significa que la convención no ha tenido la fuerza que podría haber ejercido.

"Los 40 países, que representan más de dos tercios de las exportaciones mundiales, dificultarían mucho el soborno si cumpliesen con los requisitos de la convención", dijo en una declaración la titular de Transparencia Internacional, Hugette Labelle.

Italia, Austria y Finlandia tuvieron un "cumplimiento moderado". Dos signatarios de la convención, Colombia, que se incorporó este año, e Islandia, cuya cuota de exportaciones es demasiado pequeña como para influir en la metodología de Transparencia, no fueron incluidos.

El informe revisa casos activos o procesos entre 2009 y 2012, una etapa en la que muchas economías estaban deprimidas, y la organización notó que las naciones habían reducido los recursos destinados a combatir el pago de sobornos.

Transparencia dijo que Francia -que había caído en la categoría de "cumplimiento limitado"- reportó que había reducido el número de fiscales y jueces de investigación en un tercio durante ese período. Por su parte el Tribunal de Apelaciones de Bruselas dijo recientemente que podría verse obligado a cerrar temporalmente debido a problemas de personal, agrega.

"En más de la mitad de los países hay recursos insuficientes para investigar y procesar los sobornos en el extranjero", agregó.

La organización instó a las naciones del G20 que todavía no firmaron la convención -China, India, Indonesia y Arabia Saudí- a que lo hagan pronto.