Ted el canadiense, ¿Presidente en 2016?

2013-10-03T00:00:00Z 2013-10-03T11:26:10Z Ted el canadiense, ¿Presidente en 2016?Por Martin Mendoza Arizona Daily Star

Al momento de escribir esta colaboración estaba todavía vigente la amenaza de “cierre del gobierno” que el desacuerdo entre demócratas y republicanos en cuanto al presupuesto federal estaba a punto de causar. Pocas disputas entre liberales y conservadores muestran el grado de disfuncionalidad actual en la política estadounidense, en general, y en el congreso, en lo particular, como ésta. Eso a pesar de que prácticamente no hay acuerdo en nada.

El cierre técnico del gobierno, el cual es de entrada efectivo sólo parcialmente, y por lo mismo más simbólico que real, puede ser causado por la falta de un presupuesto el primer día de octubre. De la misma forma, el próximo día 18 de este mismo mes vencería el plazo para la autorización al aumento de la deuda pública, asunto tal vez de mayor peso todavía, ya que refleja la actitud y la conducta frente al endeudamiento de parte del gobierno. La disputa sobre el presupuesto se ha radicalizado, dado que entra en juego el financiamiento para el así llamado “Obamacare”, con una facción del Partido Republicano tratando prácticamente de chantajear al Presidente y al Congreso mismo para que la reforma de salud no sea presupuestada, aniquilándola así en forma efectiva, al no poder eliminarla como ley.

En medio de este drama que ya tiene semanas viviéndose, pero que se ha –como es natural- intensificado en los últimos días, ha destacado -y no precisamente en la más constructiva de las formas- el senador texano Ted Cruz, a quien muchos conservadores radicales tipo “Tea Party” ven no sólo como la nueva cara del movimiento, sino en verdad con posibilidades presidenciales para el 2016. Por lo visto Cruz también se la cree, ya que se ha propuesto erigirse en el “obstruccionista en jefe” de los republicanos en el Senado. Tan sólo en días pasados llevó a cabo un “filibuster” (lo cual no es otra cosa que continuar hablando sin cortar el “debate”, impidiendo que se avance en las acciones legislativas) de más de 21 horas contra la reforma de salud del presidente Obama.

Seamos claros, Cruz es cómico, pero es el tipo de payaso que esa nueva derecha adora: populista, necio, nada político y muy dado a eso que en Estados Unidos se conoce como “en tu cara”. Es decir, olvidar la diplomacia y hacer o decir las cosas porque se puede hacerlo. A veces por ninguna otra razón más que esa. Todo a pesar de su pasado elitista y snob, el cual está más que documentado en relación a sus tiempos como estudiante en Princeton y Harvard.

Por supuesto, el Senador es acérrimo enemigo de cualquier tipo o versión de reforma migratoria. No podía ser de otra manera. Lo irónico, sin embargo, es que Cruz es nacido en Canadá de madre estadounidense y padre cubano, el cual por cierto no se naturalizó estadounidense hasta 2005. Por ello el senador es Canadiense también. Fue en agosto pasado que en medio de un tonto y pequeño escándalo tuvo al mismo tiempo que aceptar el hecho de su ciudadanía dual y anunciar que renunciaría a la canadiense. Nada habría de malo originalmente con ser canadiense también, el problema es que su primera y cínica reacción cuando se le cuestionó al respecto fue negarlo y después afirmar “que no sabía nada acerca de eso”.

En realidad, técnica y legalmente no es tan simple sólo renunciar a la ciudadanía canadiense, menos en el caso de Cruz, porque hay circunstancias que pueden complicar un poco más el proceso. Pero el problema no es sólo legal, es también político, ya que es difícil de creer que un tipo con su preparación académica y su experiencia legal, administrativa y política –aun tomando en cuenta su juventud- no sepa con cuántas ciudadanías cuenta, sobre todo una como la canadiense.

Eso no es ser solamente un “político de ultraderecha” o un extremista, como sus detractores lo clasifican, eso es ser un mentiroso, un hipócrita y hasta un bufón. Por supuesto que eso no le impide pensar en la Presidencia.

Por otro lado, como lo menciona burlonamente un documentado artículo de hace unos días en la revista “Salón”, aun si Cruz lograra echar abajo el “Obamacare”, de cualquier forma él, como Canadiense, tendría asegurado cuidado médico gratuito.

Correo electrónico: mfmtuc@yahoo.com

Copyright 2015 Arizona Daily Star. All rights reserved. This material may not be published, broadcast, rewritten or redistributed.