Fotografía de archivo del 11 de febrero de 2017 muestra a un niño migrante de Afganistán de 14 años sin acompañamiento de un adulto, mientras se baña en un día frío cerca de un viejo vagón de ferrocarril en el que se refugiaron él y otros migrantes, en Belgrado, Serbia. (AP Photo/Muhammed Muheisen, File)

Muhammed Muheisen

DAKAR, Senegal (AP) — Las autoridades han documentado a más de 300.000 menores migrantes sin acompañamiento a nivel mundial en un período de dos años, lo que marca un fuerte incremento de una tendencia que ha forzado a muchos refugiados jóvenes a la esclavitud y la prostitución, dijo el miércoles la agencia de la ONU encargada de la protección infantil.

La UNICEF señaló que 170.000 de esos niños buscaron asilo en Europa en el período de 2015 y 2016, muchos de ellos lo hicieron después de realizar un viaje peligroso a través del Mar Mediterráneo, donde se calcula que cientos de niños se ahogaron el año pasado.

Casi 92% de los menores que llegaron en embarcación a Italia en 2016 y principios de 2017 lo hicieron sin compañía de un adulto o fueron separados de sus familiares en el camino, indicó el reporte. Provenían principalmente de las naciones africanas de Eritrea, Gambia, Nigeria, Egipto y Guinea, dijo la UNICEF.

Un tercio de los menores incluidos en el reporte _100.000 niños y niñas_ fueron contabilizados en la frontera entre México y Estados Unidos.

"Crueles contrabandistas y traficantes están explotando su vulnerabilidad para obtener ganancias personales, ayudando a niños a cruzar fronteras sólo para venderlos al mercado de esclavos y de prostitución forzada", dijo Justin Forsyth, subdirector ejecutivo de UNICEF. "Es inmoral que no estemos defendiendo adecuadamente a los niños de estos depredadores", agregó.

Quienes sobrevivieron los viajes narraron historias aterradoras de abuso a lo largo del trayecto, incluida una muchacha de 17 años de Nigeria que dijo a funcionarios que fue violada en Libia por un hombre que le había prometido pasaje a Europa.

La UNICEF dijo que la adolescente pasó meses en Libia privada de cualquier contacto con su familia en Nigeria hasta que finalmente fue enviada a Italia en una embarcación. A su llegada fue rescatada de una vida de prostitución, pero dijo a la agencia de la Organización de las Naciones Unidas que sus perspectivas eran terribles.

"Ahora la gente que pagó por mi viaje está diciendo a mi mamá que es el momento de pagar", dijo la menor de edad. "Dicen que hui, y que pagaron mi viaje y que les adeudo. Dicen que si no pago, me van a maldecir para que me deporten".

La UNICEF dijo que la cifra registrada de niños que viajan sin acompañamiento se ha casi quintuplicado desde 2010-2011, lo que coincide con un mayor incremento de refugiados a nivel mundial. El número incluye sólo menores que viajan solos y que fueron registrados en una frontera o como parte de una solicitud de asilo, por lo que se cree que la cifra real es mucho más alta.