Más de 2.700 bailarines interpretaron el viernes la Morenada, una de las danzas folclóricas andinas más conocidas, en un intento por alcanzar un Récord Mundial Guinness en Bolivia y reivindicar la paternidad boliviana de ese baile.