Jeffry Scott

Ha sido una semana muy movida en la Major League Baseball.

Cualquiera diría que con movimientos drásticos en el standing, sobre todo en la División Oeste de la Liga Nacional, pero la realidad es que no se ha jugado un solo partido desde que terminó la Serie Mundial. Simplemente se mueven los momios en torno a quien es el favorito.

El juego a nivel de oficinas se ha puesto muy emocionante, con los Arizona Diamondbacks realizando movimientos agresivos, primero dando la nota bomba firmando al estelar pitcher Zack Greinke, a quien le dieron un contrato de más de 200 millones de dólares, luego logrando adquirir en un cambio con los Atlanta Braves al también lanzador Shelby Miller, quien si fuera contemplado para ser el número uno de la rotación sería una aceptable opción.

Sin embargo, tomando en cuenta que lo adquirieron para ser el número dos, viene a ser una excelente opción. Definitivamente el costo fue alto. Con Greinke, por darle un buen porcentaje del presupuesto, con Miller, por soltar a tres peloteros con excelente presente y futuro, donde Ender Inciarte es el que ya se puede considerar como un buen “big leaguer”.

Tenían que moverse de esta manera para considerarse verdaderos contendientes. Los Diamondbacks ya tenían un buen grupo de peloteros, pero les faltaba pitcheo. Mientras eso pasó en Arizona, en San Francisco los Giants adquirieron al importante pitcher Jeff Samardzija, en Los Angeles los Dodgers se llevaron a Hisashi Iwakuma, pitcher que ha ido a la alza y que incluso lanzó un partido sin hit con los Seattle Mariners en el 2015.

Y aún hay más, pero eso es a grandes rasgos lo que se ha presentado en la última semana en el Oeste de la Liga Nacional.

En Arizona, definitivamente los movimientos hechos en la última semana le darán un impulso fuerte a la venta de boletos de temporada, las expectativas son las mejores en varios años.

Al mismo tiempo le pondrán mucha mayor presión al equipo del 2016, porque se están armando para ganar ya. En el cambio de Shelby Miller soltaron a dos de los mejores prospectos que tenían, uno de ellos Dansby Swanson, que fue la primera selección del draft de junio pasado.

Por un lado soltaron muchos millones, por otro lado buenos prospectos; hicieron movimientos enfocados en llegar lejos en el corto plazo. Interesante panorama para este equipo que tenía todavía hace un año la atención total en un solo pelotero, Paul Goldschmidt. Ahora se puede voltear a ver a A.J. Pollock para encontrar a otro valioso elemento ofensivo, mientras que en el pitcheo Zack Greinke y Shelby Miller le dan a Arizona uno de los mejores dúos en la división, probablemente el mejor.

En Liga Mexicana del Pacífico

A raíz del cambio donde Ender Inciarte pasó a los Braves, ahora los Diamondbacks pudieran colocar más seguido al cubano Yasmany Tomás en el orden al bat, al mismo tiempo se le presenta la oportunidad al prospecto Peter O’Brien para quedarse en el equipo grande.

O’Brien. que originalmente era catcher, anda jugando en Liga Mexicana del Pacífico con Naranjeros de Hermosillo como jardinero.

Luego de irse en blanco en sus primeros 12 turnos, logró conectar para .300 en sus siguientes 20 veces al bat, con dos cuadrangulares, uno de ellos en extrainnings para dar el triunfo a su equipo. Es de los prospectos más interesantes que se están viendo en México, con ahora mayor oportunidad de quedarse en la MLB. Por momentos ha enseñado su buen potencial con Naranjeros, aunque en términos generales todavía anda batallando.

Hermosillo es uno de los clubes que corren más peligro de quedar eliminados, presentan sobre todo la peor ofensiva en la liga, de ahí que necesiten que O’Brien muestre las razones por las cuales es candidato a ser uno de los beneficiados de la partida de Inciarte de Arizona.

Contacta a Oscar Soria en: oscsoria@aol.com.