El primer gran movimiento de los nuevos directivos de los Arizona Diamondbacks se realizó con la llegada de un pitcher que no hace muchos años fue uno de los principales prospectos en la Major League Baseball.

Taijuan Walker arribó procedente de los Seattle Mariners junto con el jugador de cuadro Ketel Marte. El costo fue la salida del dominicano Jean Segura, quien tuvo su mejor campaña en el 2016. También pusieron en el paquete al zurdo relevista Zack Curtis y al jardinero Mitch Haniger.

Por supuesto hay detalles muy interesantes en dicha transacción; ambos equipos pudieran tener beneficio. Lo que en lo personal me llama mucho la atención es la manera como se ha desarrollado la carrera de Segura, quien como gran prospecto fue enviado de los Anaheim Angels a los Milwaukee Brewers. Ahí tuvo una estupenda campaña y luego lo enviaron a los Diamondbacks, que ahora lo envían a los Mariners.

Es un elemento que ha confirmado su valor en el campo de juego, pero que ha sido aprovechado para adquirir a alguien más; ha resultado interesante material de cambio, siempre ha sido deseado por alguien más. Definitivamente, de todas las transacciones en las que ha estado involucrado Segura, ésta es donde aparece como la figura principal. Aprovechó su estadía en Arizona y puso excelentes estadísticas.

Walker es un pitcher que en su momento fue visto como un pitcher número uno o dos de rotación de abridores. Definitivamente pudiera pasar a ser estelar. Con él se da un intento más por adquirir a un joven con buen brazo que se convierta en estelar, como los intentos de años recientes con Robbie Ray, Shelby Miller, Rubby De La Rosa y Randall Delgado.

No hay duda de que Arizona necesita mejorar en el pitcheo para volver a contender. En la temporada pasada quedaron en último lugar de la Liga Nacional 5.03 de efectividad. Sintieron que podían darse el lujo de desprenderse de un pelotero de gran calidad como Jean Segura para mejorar en pitcheo.

Después de Zack Greinke, quien deberá ser número uno en el pitcheo abridor de Diamondbacks para el 2017, por la manera como llega Walker bien se pudiera ver como número dos o número tres. Seguramente se decidirá en la pretemporada.

Juego de Estrellas en LMP

Estupenda forma de regresar los Juegos de Estrellas a la Liga Mexicana del Pacífico, se cuidaron miles de detalles y salió bueno el espectáculo. Además, el partido que se llevó a cabo en Ciudad Obregón, Sonora, estuvo muy cerrado. Ganó la Selección del Norte por pizarra de 4-3, dejando en el campo a los del Sur.

Yuniesky Betancourt, de Águilas, resultó el Jugador Más Valioso. El también pelotero de Aguilas Jake Sánchez resultó el pitcher de la victoria. Le dio mucho brillo al evento el juego de “slow pitch” de las leyendas y celebridades, con gente del pasado como Fernando Valenzuela, Teodoro Higuera, Rodrigo López y Esteban Loaiza combinados con estrellas del presente, como Julio Urías y Roberto Osuna.

En el derby de cuadrangulares, Japhet Amador, de Charros, dio un auténtico espectáculo para llevarse el primer lugar.

El siguiente gran evento en territorio de la LMP será la Serie del Caribe en Culiacán, Sinaloa, en febrero del 2017, después el Clásico Mundial de Beisbol en Zapopan, Jalisco, en marzo.

Contacta a O. Soria en: oscsoria@aol.com.