Un déficit presupuestal calculado en 624 mil dólares tiene al Concejo de la ciudad de Sur Tucsón considerando la posibilidad de tener que despedir a todos sus bomberos y policías.

Funcionarios públicos dijeron que harían contratos con otras agencias para poder ofrecer los servicios de la corte, patrullar la ciudad y atender servicios de emergencias en esta ciudad de 1 milla cuadrada (2.5 km cuadrados).

Sixto Molina, gerente del ayuntamiento, dijo que la ciudad se rehúsa a lanzar la bandera blanca de auxilio a la vez que sigue batallando para brindar servicios, puesto que los ingresos, especialmente por el impuesto a las ventas, siguen a la baja. El ayuntamiento no ha logrado alcanzar los ingresos proyectados en cuanto al impuesto a las ventas en nueve de los últimos 10 años.

Molina dijo que opciones como reducir los sueldos de los empleados y requerir permisos de trabajo no sería suficiente para compensar el déficit presupuestario, dijo Molina.

El administrador del Condado Pima, Chuck Huckelberry, dijo que estaría dispuesto a explorar un nuevo acuerdo con Sur Tucsón para tomar los servicios de corte, pero desechó la posibilidad de que agentes de la policía del Condado Pima patrullen la ciudad.

Huckelberry dijo que intenta reducir costos en el departamento del sheriff, el cual tiene una historia de exceder su presupuesto.

Sur Tucsón tiene contratos con el condado para los servicios de control de animales y para recibir a sus presos en la cárcel del condado.

El gerente de la ciudad de Tucsón, Mike Ortega, dijo que no ha discutido la posibilidad de hacer un contrato con Sur Tucsón para ofrecer servicios, pero dijo que cualquier propuesta formal sería decidida por el Concejo de Tucsón.

Actualmente, Tucsón brinda el servicio de recolección de basura y les factura directamente a los residentes de Sur Tucsón.

Hace menos de dos años, Waste Management rompió lazos con Sur Tucsón en una disputa por más de 300 mil dólares por una deuda no cubierta por concepto de recolección de basura. Sur Tucsón pudo evitar una costosa pelea legal, pero accedió a pagar 140 mil dólares a lo largo de varios años.

Molina discutió varias opciones con el Concejo de la Ciudad de Sur Tucsón la noche del lunes 10 de abril, destacando por qué los permisos temporales para empleados, el recorte de salarios y la eliminación de días festivos pagados no lograrían compensar el déficit esperado en el presupuesto.

El Concejo discutió también de forma brece varios aumentos a los impuestos, pero saben que hay límites en los incrementos que la ciudad puede hacer a los impuestos. La propuesta fue eliminada muy pronto, puesto que era insuficiente para solucionar la crisis financiera.

Se espera que el tema sea abordado de nuevo en la próxima sesión del Concejo, en unas cuantas semanas.

Contact reporter Joe Ferguson at

jferguson@tucson.com

or 573-4197. On Twitter: @JoeFerguson