PITTSBURGH, Pennsylvania. (AP) -- El candidato presidencial republicano Donald Trump llamó el jueves a la reconciliación entre blancos y negros, pero al mismo tiempo se manifestó a favor de una controversial táctica policial de registrar a ciudadanos, que algunos consideran sesgada contra negros e hispanos.

El candidato, ansioso por refutar denuncias de que es un racista, se refirió a las tensiones raciales tras incidentes policiales en que cayeron hombres de raza negra en Oklahoma y North Carolina.

Trump, como ha hecho en gran parte de su inusual campaña presidencial, ofreció mensajes contradictorios al opinar sobre el tema tan sensible.

"Me parece que hay una falta de solidaridad entre los negros y los blancos", dijo Trump en entrevista telefónica con el canal Fox News. "Es algo terrible lo que estamos viendo".

Añadió, falsamente, que la violencia en Chicago es peor a la de Afganistán, y se manifestó a favor del registro y cateo de ciudadanos, una práctica policial que en Nueva York fue condenada por una jueza que la tildó de anticonstitucional por afectar desproporcionadamente a negros e hispanos.

"Creo que el registro de ciudadanos es necesario en Chicago", dijo Trump. "Cuando se trata de 3.000 personas baleadas, tanta gente muerta, digo, es peor que algunos de los lugares de los que escuchamos como Afganistán, como los países en guerra".

Los comentarios surgieron en momentos en que ambos candidatos presidenciales cortejan a las minorías étnicas del país, cuando faltan apenas siete semanas para las elecciones.

Trump, en particular, ha tenido dificultades para mantener el apoyo de sus partidarios blancos de clase obrera, y al mismo tiempo mejorar su imagen entre los de minorías étnicas y los blancos educados ahuyentados por denuncias de racismo. Trump tardó un buen tiempo antes de rechazar el respaldo que le dio el líder del Ku Klux Klan, David Duke, y ha retuiteado mensajes de grupos de supremacistas blancos a lo largo de su candidatura.

Fue apenas la semana pasada que el candidato republicano admitió que el presidente Barack Obama nació en Estados Unidos, a pesar de afirmar durante años, falsamente, que Obama nació en el extranjero. También la semana pasada, el hijo mayor Trump tuiteó un meme usado comúnmente por nacionalistas blancos.

Clinton, por su parte, ha sido criticada por tildar de "deplorables" a los seguidores de Trump por ser racistas, sexistas, homofóbicos o xenófobos.

La candidata demócrata como parte de su campaña ha prometido darle prioridad a hallar maneras de poner fin a la violencia armada y la brutalidad policial.

El miércoles, Clinton dijo en un evento de campaña en Florida que los sucesos en Oklahoma y Norh Carolina añaden dos nombres más "a una larga lista de afroamericanos muertos a manos de policías".

Agregó: "Es algo insoportable, que debe pasar a ser inaceptable".

Clinton ha hecho campaña en apoyo de las llamadas "Mothers of the Movement" ("Madres del Movimiento"), un grupo que exige procesar a policías culpables de balear a gente inocente. En el grupo están las madres de Eric Garner, Trayvon Martin y Michael Brown, jóvenes negros muertos a tiros por oficiales de la ley.