1.2 millones de hispanos o latinos de 18 años o más eran veteranos de las fuerzas armadas de EE. UU.