ARCHIVO - En esta fotografía de archivo del 6 de julio de 2017, el exjefe policial Joe Arpaio, se retira de un tribunal federal en Phoenix, Arizona. Arpaio enfrenta el inicio de un proceso en diciembre debido a que el hijo de un senador y la exesposa de éste lo acusaron en una demanda federal de abrirles un caso penal sin sustento para adquirir notoriedad y dejar mal parado al legislador Jeff Flake, adversario político del exjefe policial. (AP Foto/Angie Wang, Archivo)

Angie Wang

PHOENIX (AP) — El exjefe policial de Arizona Joe Arpaio enfrenta un juicio que comenzará en diciembre debido a una demanda federal, la acción judicial más reciente en su contra, acusado de abrir un caso sin sustento para adquirir notoriedad y dejar mal parado a un adversario político.

El oponente en esta disputa era el senador federal Jeff Flake. Austin Flake, uno de los hijos del senador, presentó una demanda contra Arpaio porque éste intentó abrir un proceso doloso contra él y su entonces esposa, Logan Brown, bajo el cargo de crueldad contra los animales, que es un delito grave, en un intento para causar daño político al legislador y adquirir notoriedad.

La pareja fue acusada en junio de 2014 de las muertes de 21 perros por golpe de calor en una guardería para animales administrada por la familia política del legislador.

Los canes murieron debido a la falla de una unidad de aire acondicionado en un pequeño recinto en el que se encontraban los animales.

El caso contra los Flake fueron desechados a petición de los fiscales, y los dueños de la guardería se declararon culpables de cargos de crueldad contra los animales después de que un experto determinó que el aire acondicionado no funcionó porque los administradores del lugar le daban mantenimiento inadecuado.

En la demanda contra Arpaio, que redundará en el juicio que comenzará el 5 de diciembre, se afirma que el hoy exjefe de policía intentaba vincular a los Flake con las muertes de los canes, para lo que incluso dispuso que fuera vigilada la casa del senador. En la demanda se indica que los investigadores de Arpaio examinaron archivos telefónicos para ver si el menor de los Flake había llamado a su padre a la hora que la que cuidaba a los perros.

Los abogados de Austin Flake y su entonces esposa dijeron que el senador tenía desacuerdos con Arpaio sobre inmigración y censuró la acción para poner en duda el acta de nacimiento del otrora presidente Barack Obama.

En su testimonio, Arpaio no aceptó la responsabilidad de haber presentado cargos contra la pareja y no presentó evidencia alguna que apoyara las acusaciones. No obstante, el jefe policía manifestó confianza en sus investigadores.

"Me apego a lo que mis detectives encontraron en su investigación", afirmó Arpaio en su testimonio de julio de 2016. "Ya tienen los elementos básicos. Yo apoyo a mi gente. Tengo confianza en ellos. No tengo por qué saber todo lo que suceda".

Arpaio y Jeffrey Leonard, un abogado que representa al condado Maricopa y al exjefe policial, declinó hacer declaraciones sobre el caso.

Stephen Montoya, abogado de Austin Flake y Logan Grown, dijo que la jefatura de policía no tenía evidencia que mostrara que la pareja tuvo intención de causar daño a los perros, no obstante, los acusó de delitos que los devastaron y que contribuyó a la finalización de su matrimonio.

"Los nombres de la pareja aparecían en todas partes en internet como los asesinos de 21 perros. En verdad los destrozó emocionalmente", informó Montoya, quien subrayó que Austin Flake tenía 21 años y su esposa, 20, en ese entonces.

———

Jacques Billeaud está en: https://twitter.com/jacquesbilleaud

Algunos de sus artículos están en: https://www.apnews.com/search/jacques%20billeaud

Copyright 2017 The Associated Press. All rights reserved. This material may not be published, broadcast, rewritten or redistributed.