CIUDAD DE GUATEMALA (AP) — La corrupción en Guatemala alcanzó a un exmandatario y al actual presidente de Oxfam Internacional.

En un operativo realizado el martes, Álvaro Colom (2008-2012) fue arrestado junto a diez de sus exministros por supuesta malversación de fondos en el servicio de transporte urbano. Entre los cautivos está el exministro de Finanzas de Colom, Juan Alberto Fuentes Knight, quien ahora preside el organismo internacional enfocado en pobreza.

El fiscal especial Juan Francisco Sandoval informó a The Associated Press sobre las detenciones. A los cautivos se les acusa de los delitos de fraude y peculado.

Además de Colom y Fuentes, se detuvo al exministro de Gobernación, Salvador Gándara; de Defensa, Abraham Valenzuela; de Educación, Ana del Rosario Ordóñez; de Trabajo y Previsión Social, Edgar Rodríguez; de Economía, Óscar Velásquez Rivera; de Salud, Celso Cerezo Mulet; de Cultura y Deportes, Gerónimo Lancerio Chingo; de Ambiente, Luis Ferraté Felice, y de Energía y Minas, Alfredo Americo Pokus Yaquián.

Más tarde, la fiscal general, Thelma Aldana, dijo en conferencia de prensa que la investigación examina los mecanismos ilegales y fraudulentos por empleados públicos y particulares por unos 35 millones de dólares en perjuicio del Estado.

Al salir de una audiencia el mismo martes, Colom dijo que consideraba que todo el proceso se había llevado a cabo de forma legal y que esperaba que se hiciera justicia.

El juez ordenó enviarlo a prisión hasta que se lleve a cabo la audiencia de primera declaración.

La fiscalía informó a media tarde que había solicitado el retiro de inmunidad de Haroldo Rodas, exministro de Relaciones Exteriores de Colom, quién hoy goza de esa protección por ser miembro del Parlamento Centroamericano. Sin embargo, el fiscal Sandoval aclaró poco después que aún no se ha iniciado el trámite.

Colom llegó al poder por el partido Unidad Nacional de la Esperanza (UNE) y gobernó Guatemala entre 2008 y 2012. Durante su gobierno se creó un fideicomiso para operar el Transurbano mediante el cual la municipalidad adjudicó rutas de transporte público en la capital guatemalteca por 25 años y varios millones de quetzales a empresas de transporte. Meses después, los diputados de UNE presentaron una iniciativa de ley que exoneraba a las compañías de pagar impuestos.

Según la fiscalía y la Comisión Internacional Contra la Impunidad (CICIG), que trabajaron juntas en la investigación, hubo malos manejos durante el proceso, entre ellos, subsidios a empresas que habrían beneficiado a los funcionarios.

Colom había sido nombrado la semana pasada por la Organización de Estados Americanos (OEA) como su enviado especial a Honduras.

Él no es el único expresidente guatemalteco acusado de corrupción: Alfonso Portillo (2000-2004) fue detenido en 2010 pero se le absolvió en 2011. Luego fue extraditado a Estados Unidos donde cumplió una condena de dos años por lavado de dinero. Después, el expresidente Otto Pérez Molina (2012 y2015) renunció al cargo y está detenido a la espera de un juicio por el delito de defraudación aduanera.

Carlos Barreda, diputado de UNE, dijo a periodistas: “Vamos a respaldar el trabajo de CICIG y MP (Ministerio Público), esperando que se siga el debido proceso”.

Copyright 2018 The Associated Press. All rights reserved. This material may not be published, broadcast, rewritten or redistributed.