Skip to main contentSkip to main content
You are the owner of this article.
You have permission to edit this article.
Edit

Se decidirá en elecciones si “dreamers” obtienen matrícula estatal en Az

Actualmente, los "soñadores" de Az son considerados de fuera del estado, pagando mucho más por la universidad o colegio

Una nueva propuesta en la boleta electoral del 8 de noviembre ampliaría el acceso a la educación superior para muchos graduados de preparatoria en Tucsón y en todo el estado.

La Proposición 308 permitiría que muchas personas que han vivido en Arizona durante dos años o más y se graduaron de una escuela preparatoria de Arizona paguen la matrícula de residente en las universidades públicas del estado al derogar partes de una iniciativa anterior.

Eso es un gran ahorro. Por ejemplo, en la Universidad de Arizona este año escolar, las tarifas y matrícula para los estudiantes del estado son de $13,200 al año. Y sube a $39,600 al año para estudiantes de fuera del estado.

Más de 3,600 residentes indocumentados de Arizona, incluidos posibles estudiantes mayores, se beneficiarían anualmente de una política de matrícula estatal, según estimaciones del Consejo Estadounidense de Inmigración. Y alrededor de 2,000 estudiantes indocumentados se gradúan de las escuelas preparatorias de Arizona cada año, según el Instituto de Política Migratoria.

Una de esas estudiantes, Ángela Cervantes, graduada de TUSD (Distrito Escolar Unificado de Tucsón) en 2022, llegó a EE.UU. cuando era niña después de que su madre muriera de cáncer. La familia tenía dificultades económicas y su padre decidió que sería mejor para ella y su hermano menor, que es ciudadano estadounidense, vivir en Arizona.

Asistió a la escuela secundaria y preparatoria en el TUSD. Jugó en el equipo de softbol de su “high school” y fue miembro del club de la Sociedad Nacional de Honor de la escuela y de un club de teatro latinx (término inclusivo que se usa para referirse a todas las personas de origen latino). Sabía que había nacido en Hermosillo, Sonora, pero no fue hasta la escuela preparatoria que Cervantes comenzó a darse cuenta de lo mucho que ese hecho afectaría su vida y su futuro.

Primero, sus amigos obtuvieron su permiso de manejo y ella no pudo. Luego comenzaron a solicitar asistencia financiera para asistir a la universidad y ella se dio cuenta de que no podía solicitar la misma asistencia.

“Pasé todo mi último año de preparatoria tratando de lidiar con el hecho de que ni yo ni mi familia teníamos suficiente dinero para pagar el costo de asistir a un colegio comunitario, mucho menos a una universidad de cuatro años”, dijo. “Empecé a explorar todas mis posibilidades para decidir cuál sería mejor para mí. Consideré tomarme un año sabático para resolver mi situación financiera, en un momento incluso consideré volver a México”.

Actualmente, los estudiantes como Cervantes no son considerados para pagar una matrícula estatal en las universidades y colegios de Arizona, que es aproximadamente un tercio del costo para quienes son de fuera del estado, debido a una medida aprobada por los votantes en 2006 que prohíbe que cualquier persona que no sea ciudadano o residente legal de Estados Unidos sea designado como estudiante del estado para efecto de las tarifas en colegios comunitarios o universidades estatales.

Algunos estudiantes indocumentados califican para pagar el 150% de la matrícula estatal, según una política de la Junta de Regentes de Arizona aprobada en 2015 y ampliada en 2019 que dice que estos estudiantes pueden calificar para las tasas de matrícula de rango medio si asistieron a las escuelas preparatorias de Arizona durante al menos tres años.

Además, los estudiantes indocumentados no son elegibles para recibir ayuda financiera federal o estatal.

La Proposición 308 parece tener un amplio apoyo bipartidista, con muchos líderes educativos, comerciales, religiosos y cívicos de ambos partidos políticos que hablan a favor de ella, diciendo que expandir el acceso a la educación para más jóvenes en el estado ayudará a satisfacer las necesidades de la fuerza laboral y a hacer crecer la economía del estado.

La comunidad empresarial se ha centrado en el desarrollo de la fuerza laboral durante más de una década, lo cual es un desafío para Arizona, pero también para el resto del país, dice Todd Sanders, presidente y director ejecutivo de Greater Phoenix Chamber, quien escribió un argumento a favor de la iniciativa en el folleto publicitario de las elecciones generales. Él dice que los “dreamers”, las personas que fueron traídas a EE.UU. sin documentos cuando eran niños y tienen estatus legal bajo DACA (Acción Diferida para los Llegados en la Infancia), son parte de la solución.

“Son aproximadamente 2,000 niños los que han asistido a escuelas preparatorias de Arizona, que están comprometidos con nuestro estado y que quieren ir y aumentar su nivel de educación a través de la universidad o el sistema de colegios comunitarios, lo que significa que pueden ser una parte importante de nuestra economía a medida que se gradúan con algunas credenciales y pueden ingresar a la fuerza laboral, y eso es fundamental en un lugar como Arizona, donde hay más empleos que personas”, dijo.

Actualmente hay escasez de mano de obra en el estado en muchas industrias, incluida la atención médica, los servicios financieros y la manufactura avanzada, comenta Sanders.

Al menos 18 estados y el Distrito de Columbia ya ofrecen matrícula estatal a los estudiantes que califiquen, independientemente de su estatus migratorio, según Associated Press, incluidos Texas, Nevada y Utah.

“Creo que Arizona debería ser el próximo estado en hacer eso”, señaló Sanders. “Y con suerte, los votantes también verán eso como una ventaja, porque esto podría ponernos en desventaja con algunos de nuestros estados competidores”.

Si bien Sanders espera que los votantes aprueben la iniciativa, dice que, en última instancia, debe haber cambios significativos en el sistema de inmigración del país.

“Si pudiéramos lograr que la izquierda y la derecha acuerden al menos iniciar la conversación, creo que contribuiría en gran medida a crear realmente el camino correcto para que las personas avancen”, agregó.

“Este país fue construido por inmigrantes. Eso no ha cambiado. No va a cambiar. Vamos a necesitar personas que vengan a este país para continuar construyendo el país y nuestra economía. Y tenemos que ser capaces de hacer eso de una manera racional”, dijo.

El presidente y director ejecutivo de la Cámara de Comercio e Industria de Arizona también escribió un argumento a favor de la propuesta.

Bajo las condiciones actuales, habrá una escasez anual de 26,300 personas con títulos de licenciatura en la fuerza laboral, “dejando a la fuerza laboral de Arizona sin preparación”, dijo Danny Seiden.

“Si vamos a seguir siendo un destino atractivo para los creadores de empleos y seguir satisfaciendo las demandas cambiantes de la fuerza laboral, debemos hacer más para alentar a todos los estudiantes de Arizona a seguir una educación después de la escuela preparatoria”, señaló. “Eso incluye eliminar barreras artificiales e innecesarias para obtener un título universitario accesible y asequible”.

El senador estatal republicano de Arizona Paul Boyer presentó la medida para la boleta electoral y fue aprobada por ambas cámaras, pero la mayoría de los republicanos se opuso, según Associated Press.

Uno de los pocos argumentos en contra de la medida en el folleto electoral fue patrocinado por el Partido Republicano de Arizona.

La propuesta intenta resolver un problema con los altos costos de matrícula universitaria al proporcionar “subsidios financiados por los contribuyentes”, escribieron la presidenta del partido, Kelli Ward, y la secretaria Yvonne Cahill. El argumento también decía que el proyecto de ley conduciría a un aumento de los impuestos en todo el estado.

Ni el Partido Republicano de Arizona, ni Ward ni Cahill respondieron a las preguntas del Arizona Daily Star sobre cómo aumentaría los impuestos o qué entendían por “subsidios financiados por los contribuyentes”, ya que la iniciativa no menciona ningún tipo de subsidio.

El análisis del Comité de Presupuesto Legislativo Conjunto de la propuesta no anticipa que afectará el gasto estatal en las universidades, pero debido a las diferentes fórmulas de financiación, podría aumentar el gasto en los colegios comunitarios si incentiva a los nuevos estudiantes a inscribirse. Si bien estiman que la recaudación de matrículas disminuiría, el hecho de que más estudiantes pudieran acceder a la inscripción podría compensar el impacto.

El análisis del comité de presupuesto no estimó los impactos económicos indirectos de la propuesta, como los impactos de un aumento en los graduados universitarios en el estado.

Poder obtener un título universitario podría aumentar las ganancias de los “dreamers” de Arizona en más de $28 millones al año, según el Consejo Estadounidense de Inmigración. El grupo de defensa de inmigrantes sin fines de lucro estima que tener este acceso más amplio a la matrícula estatal podría recaudar $4.9 millones adicionales por año en impuestos federales sobre la renta e impuestos estatales y locales.

La investigación del Consejo Estadounidense de Inmigración destaca las formas en que los estudiantes “dreamers” juegan un papel importante en la economía de Arizona, incluso en campos como la atención médica, la educación y los oficios especializados.

Cervantes se graduó de Cholla High School en mayo y es estudiante de primer año en Grand Canyon University, donde se especializa en estudios de justicia. Quiere ir a la facultad de derecho y convertirse en abogada de inmigración.

Al ser una escuela privada, Grand Canyon University le permitió la matrícula estatal y también acepta la beca que ella recibió. La escuela está en Phoenix, por lo que tiene que estudiar en línea, pues, aunque trabaja, actualmente no puede pagar una vivienda en Phoenix.

Si se aprueba la Prop. 308, espera poder transferirse a la Universidad de Arizona para poder vivir en casa mientras asiste a la escuela en persona.

“Creo que la propuesta es algo realmente importante, que la gente realmente debería considerar, porque no solo nos beneficia a los estudiantes indocumentados sino a la economía y a la comunidad de Arizona en general”, dijo Cervantes.

Contacta a la reportera Danyelle Khmara en dkhmara@tucson.com o al 573-4223. En Twitter: @DanyelleKhmara

* I understand and agree that registration on or use of this site constitutes agreement to its user agreement and privacy policy.

Related to this story

Get up-to-the-minute news sent straight to your device.

Topics

News Alerts

Breaking News