Por Loni Nannini

Especial para La Estrella de Tucsón

Victoria Teresa Arias soñaba con salvar vidas como cirujana.

Esos sueños continúan mientras su familia trabaja para ayudar a otros jóvenes a alcanzar la meta de asistir a la universidad a través de la Fundación Victoria Teresa Arias Memorial.

“Realmente queremos mantener vivo el legado de Victoria. La misión de la fundación es educar y empoderar a nuestros jóvenes. Eso es lo que queremos hacer más que nada: estar allí para ayudar a los jóvenes de la comunidad y retribuir a la comunidad que nos ha brindado tanto en los últimos dos años”, dijo Mike Arias, el padre de Victoria.

El esfuerzo es agridulce para los papás de Victoria, Mike y Lorena, quien comenzó la fundación poco después de que Victoria se ahogó mientras nadaba en la piscina familiar el 12 de julio de 2017.

Victoria, quien jugaba voleibol y tocaba el violín y cantaba en un mariachi, se acababa de graduar con honores de San Miguel High School y había aceptado una beca de 250,000 dólares para estudiar bioquímica en la Universidad de Saint Mary en Minnesota. La nativa de Tucsón estaba programada para convertirse en la primera persona de su familia en asistir a la universidad, y con su aptitud para las matemáticas y la química, estaba decidida a convertirse en la primera médica de la familia.

“Era una joven perfectamente sana que estaba a seis semanas de irse a la universidad cuando ocurrió el accidente. Fue un shock para todos nosotros”, dijo Mike.

En medio de su conmoción, la familia fue movilizada a la acción.

“Sabemos que si no estuviéramos haciendo nada de esto, nuestra hija estaría con nosotros, pero eso no puede cambiar y sabemos que está en un lugar mejor. Al principio, aceptamos los roles de ser sus mensajeros, y eso da a nuestras vidas un significado para despertarnos cada mañana y tener cosas que hacer para la fundación. Más que nada, queremos dar una beca completa en su nombre. Sabemos que ese día llegará, y cuando suceda será muy emocionante”, dijo Mike.

La fundación está bien encaminada para lograr ese objetivo. Después de organizar la cena y el baile inaugural de Una Noche Para Recordar a Victoria Teresa Arias el año pasado, otorgó tres becas de 2,000 dólares cada una a estudiantes de escuelas preparatorias locales con destino a la universidad.

La recaudación de fondos continúa con “A Very Victorious Golf Tournament” (Un Toreno de Golf Victorioso) en Sewailo Golf Club el 31 de mayo, seguido de la segunda cena y baile anual Una Noche Para Recordar a Victoria Teresa Arias el 1 de junio en el Casino del Sol. Los boletos cuestan 75 dólares por persona o 300 por un grupo de 5, e incluyen cena en tres tiempos.

La semana pasada, la fundación anunció que tres beneficiarios de becas 2019 habían sido elegidos de un grupo de 69 solicitantes. La beca se ofrece a los estudiantes de las preparatorias Desert View, Sunnyside, San Miguel, Cholla, Tucson y Pueblo, y a los estudiantes que participan en la organización Youth On Their Own.

Mike y Lorena, quienes han sido propietarios de la empresa VIP Printing & Promotions durante 15 años, creen que los esfuerzos de la fundación están impactando vidas.

“Cuando Victoria supo que había recibido su beca completo, eso le cambió la vida tanto a ella como a nosotros ... el conocimiento de que no tendría la carga financiera de preocuparse por subsidios y préstamos y que simplemente podría concentrarse en sus estudios fue un gran sentimiento. Queremos dar ese sentimiento a otro estudiante y a sus padres”, dijo Mike.

La determinación y el compromiso característicos de Victoria para salvar vidas se han manifestado inesperadamente de otra manera: la joven de 18 años era donante de órganos, cuyos riñones, hígado, pulmones, corazón y páncreas salvaron cuatro vidas en Arizona y California. La familia ha comenzado el proceso de tratar de reunirse con los destinatarios con la esperanza de que algún día compartan la historia de Victoria y la concientización y educación sobre la donación de órganos se ha convertido en la piedra angular del trabajo de la fundación.

“Cuando donaron sus órganos después del accidente, dijimos: ‘Victoria se saltó 10 años de escuela y comenzó a salvar vidas de inmediato’”, dijo Mike.

En general, la familia Arias reconoce que a pesar de su gran pérdida, han sido bendecidos por muchos miembros de la familia, amigos, empresas y patrocinadores, incluido el Casino Del Sol, que se han unido para formar el “Equipo Tori”.

“Tenemos una gran familia y toda nuestra familia y amigos nos han rodeado durante los momentos difíciles. Hemos sido muy afortunados de contar con el apoyo y la ayuda necesarios no solo para superar la tragedia, sino también para comenzar la fundación y hacer cosas buenas en nombre de Victoria”, dijo Mike.

Lorena atribuye todo lo que han logrado a su increíble hija.

“Todo esto es ella. Lo llamamos nuestra ‘magia de Victoria’. Ella pone en el lguar a las personas adecuadas para nosotros. Es ella ejecutando su magia”, dijo Lorena.