Por Johanna Willett

La Estrella De Tucsón

Un centro de cuatro pisos para oficinas y eventos remplazará al actual salón de la Catedral, o Cathedral Hall, en la Plaza de la Catedral de la Diócesis Católica Romana de Tucsón, como parte de un proyecto de restauración que costará entre 40 y 45 millones de dólares.

La Foundation for Senior Living (Fundación para la Vivienda para Adultos Mayores) contribuirá con unos 22 millones de dólares para convertir el Colegio Marista y el Centro Pastoral Obispo Manuel D. Moreno en un centro comunitario y de vivienda accesible para adultos mayores –si la fundación recibe créditos federales para viviendas de bajos ingresos en junio, dijo el arzobispo Gerald Kicanas en una conferencia de prensa.

En esta sociedad, el Colegio Marista, que se ubica detrás de la catedral, en la esquina de Ochoa Street y Church Avenue, está siendo alquilado a la Fundación para la Vivienda para Adultos Mayores, dijo Steff Koeneman, director de comunicación de la diócesis.

La diócesis prevé gastar alrededor de 15 millones en construir el Complejo Diocesano de cuatro pisos, restaurar la rectoría y la Capilla de Nuestra Señora, realizar mejoras a Ochoa Street y posiblemente agregar un nivel de estacionamiento arriba del lote actual, dijo John Shaheen, director de propiedad y seguros de la diócesis.

Sin contar las torres, la Catedral San Agustín es como un edificio de tres pisos.

La restauración es parte del compromiso de la diócesis de permanecer en el centro de la ciudad y reparar algo “que ha sido una plaga para la ciudad y una vergüenza para la diócesis”, dijo Kicanas.

El Complejo Diocesano de más de 4,600 metros cuadrados (50,000 pies cuadrados) por sí solo costará unos 12 millones de dólares. Incluirá oficinas para la catedral en el primer piso, un centro educativo y de eventos con 500 asientos en el segundo nivel y las oficinas de la diócesis en el tercer y cuarto pisos.

El espacio es necesario. Sustituirá al salón parroquial de San Agustín, el cual no es lo suficientemente grande para albergar a las 800 o mil familias de la parroquia, mucho menos a la diócesis completa, dijo Kicanas.

Las actuales oficinas de la diócesis en 111 S. Church Avenue, esquina con Broadway, se mudarán al nuevo edificio como parte del acuerdo por salvar el Colegio Marista. Para hacer el centro comunitario en la planta baja, la Fundación para la Vivienda para Adultos Mayores necesitaba una propiedad que ofreciera vivienda adicional para los residentes que usarían el espacio.

Después de comprar a la Fundación Católica de la Diócesis de Tucsón el centro administrativo de dos pisos por 2.5 millones de dólares, la Fundación para la Vivienda para los Adultos Mayores construirá un edificio de siete pisos para vivienda para personas adultas en 111 S. Church Avenue, dijo Kicanas.

El edificio tendrá 75 unidades y el Colegio Marista ocho, además del centro comunitario. Ambos serán llamados The Marist at Cathedral Square (Los Maristas en la Plaza de la Catedral).

Si los recursos llegan este verano, la construcción empezaría en enero del 2017, dijo Kicanas.

La diócesis ya empezó a trabajar en la Capilla de Nuestra Señora, que últimamente había sido utilizada como bodega.

Para financiar una parte de la restauración, la diócesis se está apoyando en importantes donantes, en lugar de realizar una campaña para la capitalización. Hasta ahora, se han reunido 4.6 millones de dólares, de acuerdo con Ernie Nedder, director ejecutivo de la Fundación Católica. Parte de la venta del centro pastoral también podría ir a la restauración.

Kicanas agregó que actualmente la diócesis está libre de deudas y podría obtener un préstamo de 3 millones de dólares.

Contacta a Johanna Willett al 573-4357 o en jwillett@tucson.com. En Twitter: @JohannaWillett.